Atienden a Elba Esther Gordillo en clínica oftalmológica de la colonia Del Valle

Gordillo escoltada por custodios en la colonia del Valle. Foto: Raúl Pérez Gordillo escoltada por custodios en la colonia del Valle. Foto: Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  La exlideresa del sindicato magisterial Elba Esther Gordillo fue trasladada esta tarde a la Clínica Oftalmológica del Valle, en la delegación Benito Juárez, para una consulta médica, previa a una posible operación de cataratas.

Vigilada por al menos siete custodios fuertemente armados del sistema penitenciario capitalino que se transportaron en dos camionetas blancas, la Maestra llegó alrededor de las 17:20 horas.

Fuentes del gobierno de la Ciudad de México confirmaron que la exdirigente del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE), presa desde febrero de 2013, llegó a la clínica oftalmológica para someterse a una consulta médica por un problema de cataratas.

Tras poco menos de una hora, personal de la subsecretaría la regresó a la clínica María José Roma, ubicado en la colonia Roma, donde continúa su condena por lavado de dinero y malversación de fondos, entre otros delitos.

Luego de que un tribunal en segunda instancia negó a Elba Esther la prisión domiciliaria que solicitó su defensa, el 18 de noviembre pasado el Sistema Penitenciario capitalino autorizó trasladar a la inculpada al hospital Ángeles Interlomas para que se le atendiera de dos aneurismas.

El 21 de enero de 2016 fue trasladada al hospital de traumatismo de Xoco para realizarle una valoración médica. Su defensa informó que la medida sería de carácter temporal.

Sin embargo, en ese lapso, la también fundadora del partido Nueva Alianza promovió una serie de amparos para evitar que, cuando fuera dada de alta, las autoridades la regresaran a la Torre Médica del Penal de Tepepan, en Xochimilco.

Una semana más tarde, el 27 de enero, fue internada en la clínica José María Roma, debido a que, según su defensa, ni las instalaciones de Xoco ni Tepepan –ambos pertenecientes a la red de salud pública del gobierno de la Ciudad de México–, cumplen con los requerimientos médicos necesarios para atender sus padecimientos de hipertensión, aneurismas y crónico-degenerativos.

En marzo pasado, Gordillo consiguió un permiso humanitario de un juez federal para salir de su reclusión hospitalaria y asistir al funeral de su hija, la senadora Mónica Arriola, quien falleció de cáncer. Al término de éste, regresó custodiada al hospital de la colonia Roma.

Load More