Vocero de Duarte exige disculpa a Anaya por “desacreditar” al gobernador

Javier Duarte, gobernador con licencia. Foto: Yahir Ceballos Javier Duarte, gobernador con licencia. Foto: Yahir Ceballos

XALAPA, Ver.- (apro).- Aunque Veracruz ya tiene gobernador electo, la tensión electoral entre panistas y priistas no ha disminuido y menos la guerra sucia, pues apenas ayer el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, acusó que el gobierno del priista Javier Duarte cometió desvíos de recursos millonarios documentados y registrados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Los ataques de Anaya a Duarte vinieron a propósito de la promesa del virtual próximo mandatario, Miguel Ángel Yunes Linares, de meter al priista a la cárcel.

Hoy, el vocero de Javier Duarte y diputado federal, Alberto Silva Ramos, exigió a través de su cuenta de twitter (@Beto_Silva_R) una “disculpa pública” al presidente nacional del PAN por acusar a Duarte de Ochoa sin fundamentos.

“Ninguna de las observaciones de la ASF mencionan a @Javier_Duarte exigimos a @RicardoAnayaC una disculpa por sus difamaciones. @MFBeltrones” (sic), escribió el diputado federal y vocero de Duarte en la red social.

Silva Ramos soslayó que incluso Duarte ha sido promotor de la transparencia y de la rendición de cuentas públicas, pues en un comunicado emitido este viernes celebró la autonomía de la Fiscalía General del Estado (FGE), incluso antes de la creación del Sistema Nacional Anticorrupción.

En su red social, Javier Duarte también se defendió de los ataques y reiteró por enésima vez que todas las observaciones efectuadas a su gobierno por el departamento jurídico de la ASF han sido solventadas o se encuentran en proceso de solventación.

“Las observaciones de la ASF que han terminado en denuncias, han sido esclarecidas ante la autoridad ministerial correspondiente”, buscó justificar el priista en su red social (@Javier_Duarte)

Desde que concluyó la jornada electoral del pasado domingo, Javier Duarte regresó a la actividad política, luego que el martes diera un discurso en la sala de banderas de palacio de gobierno, donde hizo un llamado a la “reconciliación” y a la “unidad” de los veracruzanos, pues –dijo– la “alternancia” llegó para quedarse; dicho mensaje fue interpretado como un guiño del priista a su sucesor, el expriista Miguel Ángel Yunes Linares.

Sin embargo, el jueves muy temprano Duarte envió un video de cinco minutos de duración, en donde reactivó sus ataques en contra del virtual candidato ganador de la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Linares.

En el mensaje, Duarte le endilga los siguientes adjetivos a Yunes Linares: “Falso vengador justiciero, peleador callejero, balandrón, insultador sin fundamento, acusador sin bases”.

De paso, Duarte de Ochoa anunció que en breve ningún gobernador de Veracruz gozará de fuero constitucional.

Ese mismo día, desde la Ciudad de México, Yunes Linares respondió que quien tiene de preocuparse de la eliminación del fuero es el propio Javier Duarte, pues refrendó su promesa de meterlo a la cárcel.

A decir de Yunes Linares, la ASF ha interpuesto 22 denuncias en contra del gobierno de Duarte y sus servidores públicos más cercanos, y no solo 18 como ha documentado la prensa local.

Para su ejercicio 2015, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de la República (PGR) tiene en trámite siete querellas penales en contra del gobierno del priista Javier Duarte de Ochoa, tres de ellas por el delito de peculado y las cuatro restantes por los ilícitos de uso indebido de atribuciones y facultades.

Las querellas son desahogadas en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, con averiguaciones previas que se iniciaron derivado del denunciante, la propia ASF.

Estas querellas, son independientes a las 14 que fueron interpuestas ante la misma unidad de la PGR por la Unidad Jurídica de la ASF, donde 13 de ellas fueron regresadas a la Fiscalía General del Estado “por incompetencia” del orden federal, según los estatus 6/2/2015 determinados por la PGR, documento del cual Apro tiene copia.

El oficio SJAI/DGAJI/00359/2016 –en poder del reportero– desglosa que en el año 2012 y 2013 el gobierno de Duarte y la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no fueron objetos de ninguna denuncia penal en el ámbito federal; sin embargo, en la fiscalización de los recursos federales de 2013 y 2014, la ASF detectó desfalcos millonarios, por lo que decidió volver a presentar siete querellas por dos delitos distintos.

Ante este panorama, el diputado local panista Julen Rementería ha recriminado que el “desfalco” a Veracruz fue “sistemático”, “doloso”, “alevoso” y con una permisividad vergonzosa de la Contraloría General del Estado, el Órgano de Fiscalización y la Comisión de Vigilancia de otras legislaturas.

“Lo peor es que lo hicieron y lo siguen haciendo, lo que entrega la ASF a la PGR viene a confirmar lo que veníamos denunciando con anterioridad, la Sefiplan se convirtió en una licuadora de recursos (sic), en donde varios funcionarios públicos del gobierno actual y del anterior fueron piezas clave del desvío millonario en detrimento de los veracruzanos”.

Comentarios

Load More