PGJ es responsable de filtrar información del caso Narvarte, determina juez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El juzgado Noveno de Distrito de Amparo en Materia Penal determinó que la Procuraduría General de Justicia capitalina, dirigida por Rodolfo Ríos Garza, es responsable de las filtraciones del expediente del multihomicidio de la colonia Narvarte a varios medios de comunicación.

Leopoldo Maldonado, oficial del Programa Legal de la organización internacional Artículo 19, recordó que como lo denunciaron desde los primeros días de ocurrido el crimen, esas filtraciones “iban dirigidas a construir toda una narrativa que desestimara las líneas de investigación relacionadas con la labor periodística de Rubén Espinosa Becerril y a criminalizar a las víctimas”.

Además del fotoperiodista, el abogado se refirió a la activista Nadia Vera, la trabajadora doméstica Alejandra Negrete, la maquillista Yesenia Quiroz y la modelo de origen colombiano Mile Virginia Martin, asesinadas el 31 de julio de 2015 en un departamento de la calle Luz Savinón, en la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez.

En un video distribuido por el sitio de videos HD Vimeo y la cuenta de Twitter @article19mex, Maldonado aseguró que “esta resolución es un precedente histórico que determina que, efectivamente, se revictimizó a las víctimas, en este caso a la familia de Rubén Espinosa Becerril, y además acreditó que efectivamente la  información contenida en el expediente de averiguación previa fue filtrada diversos medios de comunicación”.

El representante legal de la familia de Rubén Espinosa agregó que tal evidencia “marca un parteaguas en la procuración de la justicia con los medios de comunicación y puede ser un referente para que se frenen este tipo de patrones sistemáticos en los cuales la Procuraduría  pretende estigmatizar tanto a víctimas como a procesados”.

Además, recordó que durante las primeras semanas después del crimen se trató de estigmatizar a las víctimas “por el uso de estupefacientes, por ciertos patrones de conducta, porque habían consumido alcohol, porque habían estado en una fiesta, porque se dedicaban al sexoservicio, dos de ellas”.

Esa información, reiteró, “fue filtrada de manera recurrente a ciertos medios de comunicación precisamente para generar un estigma y una narrativa que descartara por completo el móvil político del crimen ocurrido en la Narvarte”.

Por último, destacó que la decisión del juzgado Noveno de Distrito de Amparo en Materia Penal “marcará para siempre” a la Procuraduría capitalina, misma que “a partir de ahora no puede actuar de la misma manera en la atención a víctimas y en su acción con los medios de comunicación”.

El 10 de diciembre de 2015, el procurador Rodolfo Ríos informó que un funcionario de la PGJDF fue consignado ante un juez penal acusado de ser el presunto responsable de “filtrar” información del caso Narvarte a medios de comunicación. El servidor público fue puesto a disposición para que enfrente proceso penal acusado de un delito considerado grave.

El pasado 21 de abril se informó que la autoridad giró una orden de aprehensión contra el comandante René Ruiz Mejía de la Policía de Investigación acusado de filtrar información sobre el multihomicidio de la colonia Narvarte, considerado como Ejercicio Ilegal del Servicio Público contra la PGJ capitalina.

El próximo mes se cumple un año del crimen que despertó protestas a nivel nacional e internacional por la violencia contra periodistas en México y en particular en la capital que, con el crimen de Rubén Espinosa, dejó de ser el único refugio seguro para periodistas desplazados de otras entidades por amenazas a causa de su labor periodística.

Comentarios