Desalojan bloqueos de maestros en Oaxaca; hay 3 lesionados y un militar retenido

El enfrentamiento entre maestros y policías en Oaxaca. Foto: Tomada de Twitter El enfrentamiento entre maestros y policías en Oaxaca. Foto: Tomada de Twitter

OAXACA, Oax. (apro).- Por lo menos tres heridos y un elemento de inteligencia militar retenido, así como la toma del palacio municipal de Tlacolula de Matamoros, dejó el avance de las fuerzas federales y el desalojo de los bloqueos carreteros que mantenían los maestros de la sección 22 en Zanatepec e Ixtepec.

Ante el avance de la Policía Federal (PF), que lleva a cabo operativos para liberar las distintas vías de comunicación, así como las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), en Salina Cruz, bloqueadas y tomadas por integrantes del magisterio disidente, se levantaron barricadas en Juchitán y Tehuantepec.

Fuentes oficiales resaltaron que las protestas han causado graves afectaciones a la población, al comercio y a las actividades productivas y estratégicas de Pemex, particularmente de la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, en el puerto de Salina Cruz.

Aclararon que “la acción policiaca se realiza con estricto apego a los derechos humanos y a los protocolos establecidos para este tipo de acciones, privilegiando el diálogo y llamándolos a liberar las vías de comunicación, debido a las afectaciones que ocasionan y a los riesgos para la población civil”.

Alrededor de las 15:00, la PF que provenía del estado de Chiapas ‘encapsuló’ a los maestros y padres de familia que se encontraban realizando bloqueos en Zanatepec, sin embargo, ante la resistencia, los uniformados utilizaron gases lacrimógenos para dispersarlos.

En la refriega resultaron heridos dos profesores; uno lastimado de gravedad en el ojo y otro que recibió el impacto de una bala de goma en el estómago. De igual forma se informó que uno de los policías federales resultó herido y tuvo que ser rescatado por sus compañeros.

El mayor choque se registró en la colonia Ejidal. “Dimos la pelea por más de tres horas. Todos los hombres de la colonia dieron la batalla. Ellos (los policías) dieron paso y despejaron la carretera mientras dos helicópteros sobrevolaban el área y en respuesta les lanzaron cohetones”.

Los uniformados continuaron su camino rumbo a Juchitán y la gente del pueblo se reagrupó y volvió a bloquear la carretera.

Otro choque ocurrió en ciudad Ixtepec, donde los policías atacaron con gas lacrimógeno a los manifestantes, quienes huían en medio de nubes de gases.

Unos gritaban: “Hay que defendernos, chingao”, y la resistencia seguía, mientras que la alerta se había extendido a los bloqueos de la vía 180 en el canal 33 de Juchitán, en Matías Romero y también en Salina Cruz, en donde se espera que los policías arriben en las próximos horas.

En Juchitán se levantaron barricadas y lograron la retención de un agente de inteligencia militar que se encontraba infiltrado entre los participantes del bloqueo.

Mientras que en Tlacolula de Matamoros se realizaron tres marchas en apoyo al magisterio y culminaron con la toma del palacio municipal.

A su vez, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca llamó a las autoridades estatales y al magisterio para que privilegien el diálogo como estrategia para dirimir el conflicto derivado de los cambios generados por la reforma educativa.

Además, pidió a las instituciones del Estado que eviten al máximo el uso de la fuerza pública en la resolución de este conflicto, pues existe el riesgo de un rompimiento del tejido social, además de que esto podría generar posibles violaciones a derechos humanos con daños de difícil o imposible reparación.

También emitió un llamado a los manifestantes que realizan bloqueos en carreteras estatales para que permitan el paso regular de servicios públicos indispensables para el bienestar de la población y, especialmente, en casos de urgencias médicas y otras situaciones que puedan ocasionar causar efectos negativos en la salud de las personas.

La Defensoría señaló que la falta de atención al conflicto podría generar un problema social de mayores dimensiones, si se considera que esta pugna polariza a la sociedad, pues así como hay habitantes en la entidad que apoyan el movimiento magisterial, hay otro sector en el que generan animadversión las acciones desplegadas por los trabajadores de la educación, debido a que se impide el ejercicio de algunos derechos, como el de tránsito.

Load More