Denuncia ombudsman apatía oficial en caso Nochixtlán; advierte “escenario devastador”

OAXACA, Oax. (apro).- El ombudsman Arturo Peimbert Calvo, denunció que las autoridades estatales y federales se niegan a colaborar con la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) para esclarecer los hechos de violencia del pasado 19 de junio en Nochixtlán, San Pablo Huitzo, Hacienda Blanca y Trinidad de Viguera.

En la sesión pública de su Consejo Ciudadano, el defensor reconoció que el nivel de colaboración con el gobierno de Gabino Cué y otras instancias federales es “nulo”, pese a que en la investigación que realiza la Defensoría pudieron ser violados al menos 10 tipos de derechos humanos.

De igual forma, cuestionó las posturas gubernamentales pues “no ayudan en nada las declaraciones” del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, del gobernador Gabino Cué y del presidente municipal de Nochixtlán, Daniel Cuevas Chávez, que pueden llevar a un escenario devastador.

El ombudsman detalló que la Defensoría solicitó el pasado 21 de junio un informe y la adopción de una medida cautelar al comisionado nacional de Seguridad, al fiscal general del estado y al secretario de Seguridad Pública, a efecto de que informaran el número de operativos implementados o en que han participado elementos de la Policía Federal, de la Gendarmería, de la Agencia Estatal de Investigaciones, de la Policía Estatal, de la Policía Auxiliar Bancaria, Industrial y Comercial, con motivo de las manifestaciones de trabajadores para la educación y de habitantes de algunos puntos del Estado. A la fecha, no se ha recibido la información en los términos solicitados, puntualizó.

Agregó que a esas autoridades también les solicitó, sin recibir respuesta, informar de los lugares en que se han implementado tales operativos, el estado de fuerza o número de elementos de cada corporación policiaca en cada uno de los operativos, el equipo con el que han acudido a los mismos, la orden de operaciones bajo la cual participaron en los operativos, si durante el desahogo de tales operativos han efectuado detenciones, y en su caso, proporcionen el nombre de las personas y a disposición de qué autoridad fueron puestas, y remitan los certificados médicos expedidos a favor de los detenidos, y remitir los partes informativos levantados con motivo de tales hechos.

La investigación que lleva a cabo la Defensoría, dijo el ombudsman, busca determinar si la actuación de los cuerpos policiacos en la planeación, organización y ejecución del operativo del 19 de junio de 2016 en Asunción Nochixtlán y en Hacienda Blanca, San Pablo Etla, respetó el derecho a la vida, de manera específica el derecho de las personas a no ser privadas de la vida arbitraria, ilegal y sumariamente.

Asimismo, añadió, esta investigación busca determinar si la actuación de los cuerpos policiacos (en la planeación, organización y ejecución de dicho operativo en las poblaciones citadas) respetó el derecho a la integridad personal, relacionado con el respeto a la integridad física, psíquica y moral de los manifestantes, y si respetó el derecho de las personas a no ser sometidas a ningún tipo de tortura, así como el derecho a no ser sometidas a penas crueles, inhumanas o degradantes.

De igual manera, dijo, el procedimiento de investigación busca determinar si los cuerpos policiacos cumplieron los estándares internacionales en materia de uso legítimo de la fuerza pública, que son propios o característicos de un Estado democrático de derecho.

El titular de la institución defensora manifestó que su acción también busca determinar si la actuación de los cuerpos policiacos en la planeación, organización y ejecución del operativo policial del 19 de junio de 2016, respetó el derecho a la libertad, de manera particular, si estas corporaciones cumplieron con los elementos y los estándares en la materia para no caer en una privación ilegal de la libertad.

Además –declaró–, las pesquisas buscan determinar si la actuación de los cuerpos policiacos respetó el derecho a la seguridad jurídica en la planeación, organización y ejecución del citado operativo policial del 19 de junio. En otras palabras, si las detenciones efectuadas por los cuerpos de seguridad cumplieron con los estándares existentes en la materia.

Investigan privación de atención médica

Por otra parte, la Defensoría, mediante sus indagaciones, busca determinar si las autoridades encargadas de prestar los servicios de salud en la zona garantizaron la atención médica integral de los heridos durante dicho operativo el día de los hechos, dijo su titular. Reveló que el día del operativo personal que dijo pertenecer a Inteligencia de la Policía Federal solicitó al Hospital General Zona 1 que “por razón de seguridad” no se les otorgara atención a maestros o población civil.

Añadió que el proceso que lleva a cabo el organismo autónomo, igualmente busca determinar si la actuación de los cuerpos policiacos respetó el derecho a la manifestación pública en la planeación, organización y ejecución del operativo policial del 19 de junio.

Con respecto al caso de la colonia 20 de Noviembre, en la que 31 niños sufrieron intoxicación por gases lacrimógenos y fueron desplazados provisionalmente de sus hogares, Peimbert Calvo manifestó que la Defensoría busca determinar si la actuación de los cuerpos policiacos –en la planeación, organización y ejecución del multicitado operativo policial del 19 de junio– respetó el derecho al desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes de la colonia ubicada en Asunción Nochixtlán y, en general, si se tomaron en cuenta protocolos de actuación que afectaran lo menos posible a este grupo poblacional.

Destacó que la Defensoría también ha dado importancia a la función mediadora y de interlocución con distintos sectores de la sociedad, por lo cual el 19 de junio medió en la liberación de 23 personas detenidas por los distintos cuerpos policiacos, y de dos policías federales retenidos en Asunción Nochixtlán; así como tres elementos del Ejército Mexicano retenidos por manifestantes en San Pablo Huitzo y dos policías retenidos durante el bloqueo al acceso al aeropuerto “Benito Juárez” el 27 de junio último.

Finalmente, el defensor del Pueblo de Oaxaca denunció que un grupo de personas no identificadas en Asunción Nochixtlán intimidan con actitudes violentas en domicilios y otros lugares a personas que resultaron heridas el día del operativo o que desean dar testimonio de lo que presenciaron durante el enfrentamiento del 19 de junio.

Peimbert Calvo relató que, ante la desconfianza y temor de las personas que resultaron heridas hacia las instituciones de salud federales y estatales, la Defensoría solicitó la presencia de la organización internacional Médicos sin Fronteras, que envió una misión en la que brindó atención médica y psicológica en Nochixtlán del 30 de junio al 2 de julio recientes.

Comentarios