Gobierno no puede apostar más al conflicto magisterial: sección 9 de la CNTE

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La sección 9 capitalina de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) deploró que el documento que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, entregó al magisterio disidente ayer “no toca la reforma educativa” y aseveró que “el gobierno federal no puede apostar más a administrar el conflicto”.

Anoche la CNTE y el gobierno federal intercambiaron propuestas que, dijeron, servirán de base para el diálogo que se llevará a cabo el próximo lunes 11.

El gobierno ofreció al magisterio “facilitar un proceso de diálogo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) en torno al modelo educativo”.

A diferencia del documento entregado por la CNTE, todo indica que la propuesta del gobierno fue elaborada de último momento: se trata de un escrito impreso en dos hojas no membretadas, en las que se aborda el tema educativo en términos genéricos, sin propuesta de fondo.

Consultado al respecto por Apro, Francisco Bravo, profesor de la sección 9 capitalina e integrante de la Dirección Política Nacional, reconoció que ese documento “nos provoca dudas, evidentemente”, pero resaltó que “puede ser el inicio de algo mayor, no tenemos certezas todavía”.

En entrevista, aclaró que “el documento que nos entregaron solamente responde al punto dos (que consiste en la transformación del modelo educativo), de los tres que hemos entregado”.

El representante afirmó que en el documento del gobierno “no hay un planteamiento sobre la reforma educativa” mientras que el magisterio planteó la “suspensión” de la reforma “que ha dañado y causado tanto malestar entre los maestros”.

Dicha suspensión, según Bravo, implica que la reforma “concretamente no tenga ningún efecto”. Agregó que se deberían suspender las evaluaciones “punitivas” del próximo mes de noviembre, la separación de carrera magisterial, los cambios de adscripción y los contratos temporales.

Hasta la reunión del próximo lunes 11, los integrantes de las secciones magisteriales de todo el país analizarán el documento del gobierno y elaborarán una respuesta.

Anoche, la CNTE anunció que su plan de acción “continúa” y advirtió: “no renunciamos a ninguna forma de lucha”.

Francisco Bravo dejó en claro que esa respuesta pasará “necesariamente” por la suspensión de la reforma. “Para distensar la situación, la mesa debe aportar soluciones… todavía no consideramos que hay un avance”, dijo.

Hasta la tarde de ayer, la CNTE no tenía fecha para la reanudación de la mesa de diálogo con el gobierno federal. Por ello, la sección 9 capitalina inició un paro indefinido de labores. En el transcurso del día realizó 67 acciones –bloqueos y volanteos– en distintos puntos de la urbe y participó de manera masiva en un manifestación.

A las 7 de la noche, los representantes anunciaron que la reunión se llevaría a cabo una hora más tarde en la Secretaría de Gobernación.

Segob cede ante protestas en la capital

Cuestionado por Apro sobre si la movilización de la sección 9 forzó a Osorio Chong a recibir a los maestros, Francisco Bravo contestó: “Desde 1989 no hacíamos una movilización de esta intensidad, entonces evidentemente influyó”.

El profesor denunció que “desde ayer hay amenaza tras amenaza” contra los maestros capitalinos que participan en el paro. Precisó: “dicen que levantarán actas administrativas, hay comunicados hoy de que va a haber despedidos (…) es el mismo discurso que utilizó el secretario Aurelio Nuño”.

Durante el mitin, advirtió que los profesores no se dejarán intimidar. “Los maestros capitalinos ya no tenemos miedo”, dijo y exhortó a la muchedumbre:

“¿Vamos a continuar con el paro indefinido?”, preguntó a los manifestantes. “¡Sííí!”, respondió el coro de maestros, al levantar el puño y gritaron “¡Fuera Nuño!”.

Ayer, la SEP planteó en un boletín que 252 escuelas de la Ciudad de México se encontraban en suspensión de labores. Sin embargo, el representante de la Sección 9 aseveró que “hay muchísimas más escuelas” capitalinas en paro. Incluso, adelantó que la sección 9 se reunirá esta noche para definir el plan de acción del magisterio de la Ciudad de México.

Insistió que los maestros tienen en mente el periodo de fin de estudios –agendado para el próximo 15 de julio– y consideró que los padres de familia son sus “aliados”.

Policía frena llegada al Zócalo… otra vez  

El magisterio metropolitano –que agrupa las secciones 9, 10 y 11– realizó hoy cuatro marchas simultáneas que convergieron hacia el Zócalo. Sin embargo, los miles de maestros no pudieron llegar a la Plaza de la Constitución, ya que fueron bloqueados en distintos puntos de la ciudad por la policía capitalina.

Lo anterior despertó protestas entre los manifestantes, quienes denunciaron la violación a sus derechos constitucionales. “El Zócalo es de todos”, lamentó Bravo.

En la llamada Torre del Caballito, la marcha que salió del Metro La Raza alcanzó al contingente que caminó desde el Ángel de la Independencia. Pero a la altura del Palacio de Bellas Artes, un muro de granaderos les cerró el paso hacia el centro histórico.

La marcha que salió del Metro Xola y avanzó sobre la calzada de Tlalpan vio cerrado el paso a altura de la avenida 20 de Noviembre y tuvo que desviarse por la avenida Doctor Vértiz para incorporarse a la marcha principal.

La que arrancó del Metro Aeropuerto fue detenida en el cruce de las avenidas Eje Central y Fray Servando. Luego se añadió al contingente principal, por el parque de la Alameda Central.

Ante el bloqueo de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública local, los maestros instalaron un templete en la avenida Juárez, desde donde realizaron su mitin en un ambiente relajado.

Participaron líderes sindicales, maestros en activo y jubilados, quienes repudiaron la privatización de la educación pública y la actitud del jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, “característica de un régimen fascista”.

Bravo lanzó: “A Mancera se le olvidó que llegó al poder de esta ciudad gracias al voto progresivo, entre ellos de los maestros”.

Comentarios