Ochoa Reza deja la CFE y va por la directiva del PRI

Enrique Ochoa Reza, exdirector general de CFE. Foto: Benjamin Flores Enrique Ochoa Reza, exdirector general de CFE. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Amigo del presidente Enrique Peña Nieto, dueño de una flotilla de cien taxis y de una colección millonaria de pinturas de Frida Kahlo, Enrique Ochoa Reza dejó el cargo de director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para lanzarse como candidato a la presidencia nacional del PRI justo después de ordenar el aumento de tarifas de consumo.

La historia partidista de Ochoa Reza es casi desconocida para los no pocos priistas que fruncieron el ceño cuando trascendió que será el próximo líder del partido en sustitución de Manlio Fabio Beltrones.

A pesar de que es militante del PRI desde 1991, a Ochoa Reza más bien se le conocía por sus negocios en el mundo de los taxis, pues al mismo tiempo que estudiaba su maestría y doctorado en ciencia política entre 2006 y 2008, se hizo de un próspero parque de 110 permisos y una flotilla de 83 vehículos, la mayoría de ellos marca Tsuru y Atos, dando servicio en toda la Ciudad de México, Puebla y Monterrey.

Dueño de esta flotilla de taxis, Ochoa Reza también se hizo de una fortuna tal que en 2006 desembolsó 5.6 millones de dólares a la casa de subastas Christie’s para comprar una pintura de Frida Kahlo. Dos años después compró otras pinturas: “Jongo”, “Horizontes”, “Homenaje a zapoteca 1994”, del artista japonés Shinzaburo Takeda, además de tres obras de Kahlo y cinco litografías de Israel Nazario.

Enrique Ochoa Reza vive en una casa en San Ángel, al sur de la Ciudad de México, con 398 metros cuadrados de construcción. Simultáneamente a que su carrera como funcionario ascendía, empezó a registrar más compras de obras de arte contemporáneo mexicano. Pero por más alto que fuera su salario, no alcanzaría para comprar al contado los taxis y las obras de arte que ahora tiene.

Tan sólo las tres obras de la pintora mexicana podrían superar un costo de 10 millones de dólares. Es tan conocida su afición por el arte que, entre el mundo de los vendedores, se le conoce como la “Colección Enrique Ochoa”.

El candidato a dirigir el PRI estudió economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), donde se tituló con la tesis “Un mercado de generación de energía eléctrica para México”. También licenciatura en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México. Estudió en la Universidad de Columbia, en Nueva York, donde obtuvo los grados de maestro en Ciencia Política, maestro en Filosofía Política y el doctorado en Ciencia Política.

Nunca ha tenido un puesto de elección popular. Durante 1997 fue consejero electoral del distrito 21 del entonces Instituto Federal Electoral, ahora Instituto Nacional Electoral (INE). De 1997 a 1999 fue asesor del entonces titular de la Secretaría de Energía, Luis Téllez.

En 2006 ocupó un lugar dentro del Consejo Político Nacional del PRI, cargo del que declinó luego de presentar una demanda ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) contra la permanencia de Mariano Palacios Alcocer y Rosario Green, como presidente y secretaria general del PRI, respectivamente.

De 2009 a 2011, nuevamente ocupó un puesto dentro de un órgano electoral como director del Centro de Capacitación Judicial Electoral del TEPJF. Ochoa Reza fue secretario particular de la magistrada Maricarmen Alanís en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, antes de que ella lo hiciera director del Centro de Capacitación Judicial Electoral y que en 2011 lo promoviera como consejero del entonces IFE. Fue ella también quien lo puso en contacto en una comida en su casa con Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray.

De 2012 a 2014, Ochoa Reza fue miembro del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos. En noviembre de 2012 se integró a la administración priista como asesor de Peña Nieto durante el periodo de transición, con un sueldo de 138 mil 324 pesos mensuales.

Ochoa Reza reemplazó a Francisco Rojas como director de la CFE en febrero de 2014, con un sueldo neto mensual de 143 mil 492 pesos.

Tampoco se le conocían sus 25 años de pasado partidista hasta ahora que fue ‘destapado’ como candidato a la presidencia del PRI. Más bien era conocido por haberse casado en julio de 2013 con la comentarista deportiva de Televisión Azteca, Greta Rojas, ceremonia que se televisó en esa cadena, más que por su militancia priista que por años ocultó para no causar problemas en sus diferentes cargos públicos.

A pesar de lo alto de sus salarios como funcionario y profesor de la UNAM, las cuentas no cuadran para que se hiciera de una gran flotilla de taxis y las obras de arte acumuladas en los últimos años.

Con esta historia Enrique Ochoa Reza llegará a presentar su candidatura como candidato a dirigir el PRI para los próximos tres años al anunciarse la convocatoria del Consejo Político Nacional, para que los aspirantes participen en el proceso interno extraordinario de elección del presidente sustituto del Comité Ejecutivo Nacional.

Comentarios

Load More