La CNTE tacha de “farsa” acuerdos del Sindicato con Nuño

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) calificaron de “farsa” los acuerdos “de los charros del SNTE” con la Secretaría de Educación Pública (SEP) para solucionar el conflicto magisterial.

Así lo dijeron durante la marcha que realizaron de la residencia oficial de Los Pinos a la Secretaría de Gobernación (Segob), previo al inicio de la mesa de diálogo con el titular de esa dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong.

Los maestros disidentes acusaron que las recientes reuniones entre el secretario de Educación Aurelio Nuño, y el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Juan Díaz de la Torre son una “estrategia” del presidente Enrique Peña Nieto para justificar de manera institucional una salida al conflicto magisterial.

Denunciaron “la estrategia malograda de Enrique Peña Nieto de poner a los charros del SNTE en la escena pública el pasado jueves, para decir que ellos son los que están empujando la modificación educativa”.

Incluso, rechazaron al sindicato por “su entreguismo, sometimiento y complicidad” con el gobierno mexicano.

Con esa crítica, este lunes miles de maestros de diferentes secciones de la CNTE se concentraron en el Paseo de la Reforma, a la altura de la residencia oficial de Los Pinos, desde donde partieron hacia la Segob.

Acompañados de padres de familia y estudiantes, los docentes lanzaron consignas como: “¡Urgente, urgente evaluar al presidente!” y “¡Somos docentes no somos delincuentes!”.

Los representantes de las distintas secciones de la Coordinadora denunciaron la “cerrazón” del gobierno mexicano, pues dijeron que se ha negado a aceptar a la Comisión Nacional Única de Negociación (CNUC) de los trabajadores de la educación como interlocutora en la discusión de la reforma educativa. En su lugar, acusaron, los han reprimido.

Durante el recorrido sobre el Paseo de la Reforma, los participantes exigieron la abrogación de la reforma educativa y condenaron las acciones de los cuerpos policiacos en Nochixtlán, Oaxaca, el pasado 19 de junio.

A sus demandas agregaron la libertad de los presos políticos y la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Para esta última causa, agregaron “¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

Durante el paso del contingente se observaron concentraciones de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, así como de Policía de Tránsito. Sin embargo, no se presentaron incidentes.

Cuando llegaron a la esquina de la avenida Bucareli, a la altura de la calle Ayuntamiento –donde una muralla metálica les impidió el paso– un profesor de la sección 9 de la CNTE informó que los puntos que la CNUC discutiría con Osorio Chong serían:

La creación de una reforma educativa integral, justicia para los profesores ejecutados durante las manifestaciones magisteriales en Oaxaca, Chiapas y Guerrero, la liberación de los presos políticos y la reinstalación de los maestros despedidos, así como la reintegración de los sueldos cancelados.

Los maestros disidentes anunciaron que este martes realizarán una megamarcha nacional al Senado de la República.

Comentarios