Y el gobierno de Coahuila responde: “Son falsedades y mentiras”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Coahuila rechazó “en forma contundente” las declaraciones que Adolfo Efrén Tavira, exgerente de Producción de Televisa y traficante de armas y drogas para Los Zetas, hizo en la Fiscalía de San Antonio Texas sobre la presunta contribución “en maletas de dinero” del narcotráfico al actual gobernador Rubén Moreira Valdez.

“Han trascendido versiones de un supuesto testigo protegido vertidas en una corte de los Estados Unidos sobre el gobernador del estado, las cuales son falsas”, aseguró la administración estatal en un comunicado oficial.

Agregó que “tan inverosímiles son dichas versiones, que notas publicadas en la red señalan que este testigo se encontraba detenido por autoridades norteamericanas durante el periodo en que él menciona que sucedieron los hechos o que según lo que ha trascendido se trataba de apoyos para una campaña electoral entregados en el 2012, cuando es de sobra conocido que la campaña a gobernador fue en el 2011”.

Y reiteró: “En forma contundente se rechaza cualquier señalamiento. Son falsedades y mentiras”.

Horas antes de la difusión de este comunicado, Apro publicó una nota sobre la declaración de Adolfo Efrén Tavira, ante el fiscal de San Antonio, Texas. En parte del texto se mencionó que cuando el fiscal lo cuestionó sobre la relación de Los Zetas con las autoridades de Coahuila, éste respondió: “Supe de unas contribuciones, exactamente no sé qué tanto dinero, pero se entregaron para el gobernador. En ese tiempo estaba Rubén Moreira”.

Más tarde, el comunicado del gobierno de Coahuila reaccionó con una negativa a la acusación y agregó que el combate al narcotráfico es “prioridad” del gobierno de Rubén Moreira, así como fue su primer compromiso de campaña.

Actualmente, dijo, el estado es reconocido por sus índices de seguridad y que desde que inició la administración se combate a los grupos del narcotráfico “con una policía élite que los ha diezmado o detenido”.

El gobierno de Rubén Moreira destacó el impulso de leyes “que destruyeron fuentes de financiamiento provenientes del alcohol, el juego y otros ilícitos”, además de que se ha evaluado a las policías y despedido a los elementos que reprobaron las pruebas de control de confianza.

Calificó como “notoria” la colaboración y coordinación entre los gobiernos federal y estatal en el combate al narcotráfico. Además, destacó la entrega de infraestructura a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y las más de siete mil operaciones conjuntas con las fuerzas federales.

Por último, aseguró que “la mejor prueba en contra de cualquier tipo de infamia son los resultados, el número de detenidos, la disminución de la violencia y las acciones realizadas”, aunque no ofrece datos concretos.

Y concluye: “Este tipo de afirmaciones se realizan para desprestigiar a la autoridad de Coahuila y debilitar la exitosa lucha contra el narcotráfico”.

Comentarios