Marchan miles de católicos indígenas en respaldo a la CNTE en Chiapas

Feligreses de casi 50 parroquias de la diócesis de San Cristóbal de las Casas peregrinaron este día en la capital chiapaneca. Foto: Especial Feligreses de casi 50 parroquias de la diócesis de San Cristóbal de las Casas peregrinaron este día en la capital chiapaneca. Foto: Especial

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Miles de indígenas feligreses de casi 50 parroquias de la diócesis de San Cristóbal de las Casas peregrinaron este día en la capital chiapaneca en respaldo al movimiento magisterial.

Durante la movilización exigieron al gobierno federal “no traicionar” a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), como se traicionó al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) con los diálogos de San Andrés.

Por quinta ocasión los católicos del Pueblo Creyente peregrinaron por varios kilómetros desde la salida oriente de la capital del estado hasta llegar a la plaza central, donde tras emitir un pronunciamiento a favor a los maestros en plantón, realizaron una misa, acto en que hubo oraciones, cantos y consignas a favor de la lucha magisterial.

Durante la marcha el padre Gustavo Andrade, de la parroquia de Venustiano Carranza, y el cura Marcelo Pérez Pérez, del templo de Simojovel, celebraron la realización de este acercamiento entre la CNTE y la Secretaría de Gobernación (Segob) para lograr acuerdos que permitan satisfacer la demanda de los docentes en contra de la reforma educativa.

Sin embargo, fue Pérez Pérez quien manifestó su preocupación de que el gobierno federal “traicione” su palabra como ya lo hizo con el EZLN, tras los acuerdos de los diálogos de San Andrés en 1996.

“Estamos preocupados, debemos estar atentos, alertas de que el gobierno no traicione su palabra, porque no será la primera ocasión en que el gobierno incumpla los acuerdos que firma”, dijo el párroco que marchó con el estandarte de la Virgen de Guadalupe.

Con música de tambor y pinto, y acompañados del sonido del caracol, los feligreses llegaron a la capital custodiados por miles de maestros que cubrieron su caminata por varios kilómetros hasta llegar a la plaza central.

Ahí en el templete el sacerdote de la parroquia de Tila, Heriberto Cruz Vera, pidió a los profesores no desistir en su lucha en contra de las leyes injustas, y si esta vez por quinta ocasión salieron de sus comunidades, es porque la consideran una lucha pacífica en la que han tenido la necesidad de sumarse.

Desde el templete pidió a los sacerdotes que no salen de sus parroquias recorrer las comunidades de Chiapas y observar la miseria, la pobreza y la marginación, sitios en donde los maestros laboran en las condiciones más indignas.

“Queremos una reforma que beneficie realmente a los maestros y los niños y niñas de Chiapas, una reforma que realmente ponga fin a esas condiciones paupérrimas en las que se imparten clases en Chiapas, no una reforma que atente contra los derechos laborales de los maestros”, dijo Cruz Vera.

En el templete también estuvieron el padre Joel Padrón, quien junto a Cruz Vera son considerados discípulos o seguidores de la obra que construyó y dejó como legado el obispo emérito ya fallecido Samuel Ruiz García.

Joel Padrón es un párroco que fue perseguido y encarcelado en los noventa, acusado de promover invasiones de ranchos por el gobierno estatal de Patrocinio González Garrido.

Fue durante su encarcelamiento que nació hace 25 años el llamado Pueblo Creyente como una organización católica que defiende sus derechos entre los pueblos y comunidades indígenas de los Altos de Chiapas.

Hoy el Pueblo Creyente alertó a los maestros en una misiva a no ceder en su lucha magisterial, pues en la entidad tienen un gran respaldo social de quienes creen y confían en ellos para lograr que el gobierno se retracte de leyes injustas, como lo hicieron con la llamada Ley 3de3 a la mínima protesta de un grupo de empresarios.

Comentarios

Load More