López Portillo y los corresponsales

López Portillo y los corresponsales
“Como agente de tránsito, espero garantizar la fluidez del país, reducir las infracciones y, en su oportunidad y caso, castigar a quienes infrinjan la ley, que es la función toda del gobierno si queremos aprovechar esa figura analógica para entenderlo”, definió, con ironía, el miércoles anterior el presidente José López Portillo lo que su gobierno quiere ser, durante una larga entrevista —43 cuartillas en su versión mecanográfica— con los corresponsales extranjeros acreditados, en México
Allí mismo, López Portillo señaló que “el periodo actual puede ser la última oportunidad de la Revolución Mexicana para resolver los problemas del país con su estructura institucional”
Con este señalamiento aclaró una conversación que tuvo con el presidente estadunidense Carter que, aseguró, fue desvirtuada por el New York Times en una información en la que ese diario le atribuyó haber afirmado que no concluiría su periodo de gobierno
“De ninguna manera iba yo a afirmar —y toco madera— que no iba a concluir mi periodo Simplemente dije que era la última oportunidad de la Revolución Mexicana para resolver, con su estructura institucional, los problemas del país si se mantenía una estructura de cerco económico en la actual circunstancia”, insistió el presidente
Luego de señalar que el país vive todavía una situación económica crítica, aseguró que el petróleo no será “el eje ni de la corrección económica porque sería desbalanceado, ni del desarrollo futuro del país, porque sería inconveniente tratándose de un recurso no renovable”
Explicó que el petróleo ayudará a México a salir del problema pero dentro de una política integral en la que las materias primas se industrialicen dentro del país, cuidando las reservas “sin girar contra las generaciones futuras”
Entre los temas más importantes que abordó el presidente estaba el de su política agrícola y agraria
En lo que corresponde a la agricultura señaló que su gobierno pretende crear unidades de producción integradas por ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios “Bien entendido que esto último puede dar lugar a simulaciones o se corre el riesgo de que al crear las unidades de producción se creen también unidades de concentración de beneficios y vuelva a aparecer el fenómeno del latifundio”
Indicó que prever esto necesitará de la organización, en primer lugar del estado, y después de los ejidatarios y los comuneros para que con independencia del sistema de tenencia de la tierra puedan crear unidades razonables de explotación Esto requerirá, además, de una acción legislativa que defina “lo que es un pequeño propietario, pues la ley define lo que es la pequeña propiedad, pero no lo que es el pequeño propietario y ésta ha sido la fuente fundamental de muchas confusiones que han desordenado al país”
Al hablar de la crisis económica, López Portillo señaló que es cierto que algunos sectores de la iniciativa privada no han participado con sus inversiones en el esfuerzo que hace el país por corregir el rumbo de la economía El problema se centra en el pequeño y mediano inversionista, que no disponen de crédito suficiente, que no tienen capital de riesgo, y el que tenía en ocasiones lo ha sacado para garantizarse a sí mismo su sobrevivencia y que, en consecuencia, no encuentra o no ha encontrado su nivel para poder realizar sus inversiones, dijo
Enfatizó, sin embargo, que si continuara la recesión y no hubiera respuesta de la iniciativa privada, “el sector público tendría que hacer un esfuerzo para que el país no se hundiera”
Interrogado acerca del conflicto en la UNAM y sus posibles repercusiones sobre otros centros de estudios superiores del país, López Portillo declaró que “la Universidad está en un tránsito muy doloroso: la ruptura de la comunidad a un nuevo status” Agregó: “espero que las aguas encrespadas se tranquilicen para que la conciencia universitaria vuelva a privar y el autoanálisis permita orientar la solución hacia las dos alternativas: la recreación de la comunidad de una universidad de masas, o el régimen laboral, una vez rota la comunidad universitaria”
Lamentó que se presentara esta crisis para empezar a buscar una solución y comentó que “la Universidad empieza a parecerse a una empresa que no satisface todos los extremos de una empresa en el sentido estricto y capitalista de la expresión”
Al referirse a los denunciados fraudes de funcionarios del gobierno anterior, el presidente subrayó su intención de aplicar la ley en todo su rigor y de perseguir en lo futuro a quienes incurran en actos de ésta índole
Pero advirtió que tales denuncias han dado lugar a “una serie de infundios, muchos de ellos calumniosos, que han sido recogidos por algunos medios de difusión que les han dado una trascendencia que no tienen y que escandalizan y que hacen daño”
En la entrevista habló, además, de la OEA, de su viaje a España, del conflicto de Belice, de los trabajadores inmigrantes, de la libertad de expresión y reiteró el propósito de su gobierno de impulsar una reforma política

Comentarios

Load More