Miembros del Estado Islámico degüellan a sacerdote en iglesia de Normandía

La agresión fue orquestada por miembros del Estado Islámico. Foto: AP / Francois Mori La agresión fue orquestada por miembros del Estado Islámico. Foto: AP / Francois Mori

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos integrantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) atentaron contra la vida de un sacerdote, a quien degollaron, y tomaron a cuatro rehenes en la iglesia católica de Saint Etienne du Rouvray, junto a la ciudad de Rouen, capital de Normandía.

Mediante un mensaje publicado en la agencia Amaq –identificada como su órgano de propaganda–, el EI dijo que los dos terroristas eran ”soldados” de su organización.

Y agregó: “Los dos soldados realizaron la operación en respuesta al llamado a atacar países de la coalición de cruzados”.

Ambos secuestradores actuaron “en respuesta a los llamados a atacar a los países de la coalición cruzada”, en alusión a la alianza internacional que ataca posiciones yihadistas en Irak y Siria, agregó el comunicado.

El ataque de esta mañana es el segundo en menos de dos semanas que ocurre en Francia. El primero fue el día de la fiesta nacional, el 14 de julio, en Niza, donde un sujeto a bordo de un camión atropelló y mayó a 84 personas y dejó a más de 200 heridas.

La reivindicación del EI se dio a conocer poco después de que el presidente Francois Hollande llegó al poblado –de unos 27 mil habitantes– donde sucedió el hecho y aseguró que los dos atacantes “se identificaron (como miembros) del Dash (Estado Islámico en árabe)”.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 10:00 horas locales, cuando dos hombres armados con cuchillos tomaron al menos a rehenes –dos religiosas, el sacerdote y dos feligreses— en la iglesia de Saint Etienne du Rouvray.

Durante unos 45 minutos, los atacantes amenazaron a las víctimas, degollaron al clérigo Jacques Hamel, de 84 años de edad y lesionaron gravemente del cuello a otro de los rehenes. Según una religiosa que avisó a la policía de la entrada de los agresores a la iglesia donde se celebraba una misa, los dos hombres “profirieron gritos islamistas”.

Finalmente los asaltantes fueron abatidos por disparos de miembros de un cuerpo de élite de la policía francesa.

En Twitter, la Policía Nacional reportó el “Fin de la intervención de la Brigada de Investigación e Intervención (BRI). Los dos secuestradores neutralizados por la Policía. Balance en curso”.

La televisión local ofreció imágenes de un fuerte despliegue tanto de las fuerzas de seguridad como de los bomberos y servicios sanitarios en torno a la iglesia de la calle Gambetta, en el centro de Saint Etienne du Rouvray.

Al menos una decena de disparos de armas de fuego se escucharon en el lugar, pese a que se cree que los secuestradores iban armados con cuchillos.

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París asumió la investigación.

El Ministerio Público encomendó a la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y a la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI) las tareas de investigación de lo sucedido, señaló la Fiscalía en un comunicado.

“Innoble atentado terrorista”: Hollande

Al llegar al lugar del atentado, el presidente francés Francois Hollande aseguró que “los dos terroristas se identificaron (como miembros) del Daech (Estado Islámico en árabe)” y calificó el acto como un “innoble atentado terrorista”.

Acompañado de su ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, según reportes de agencias, el mandatario galo aseguró: “Estamos ante una prueba, una de más, porque la amenaza sigue estando muy elevada, frente a un grupo, el EI, que nos ha declarado la guerra. Debemos hacer esta guerra contra el Estado Islámico con todos nuestros medios, en el respeto de la ley (…) No pararán hasta que no los detengamos”.

Hollande reiteró su apoyo a “todos los católicos de Francia” y aseguró: “Los franceses deben saber que están amenazados y no son el único país, también lo está Alemania, y que su fuerza es su cohesión”.

Luego, anunció que este miércoles reunirá al Consejo de Cultos de Francia, conformado por representantes de todas las confesiones religiosas del país.

“La más radical condena”, dice Papa

Al enterarse del atentado en la iglesia católica de Saint Etienne du Rouvrde Rouen, el Papa Francisco calificó de “horrible” la noticia y condenó de la forma “más radical” y con “horror” el ataque.

Según el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, “el Papa ha sido informado y participa del dolor por esta violencia absurda, con la condena más radical de toda forma de odio y la oración por las personas golpeadas”.

Tales acontecimientos, añadió, “desgraciadamente” se suman a una serie de actos violentos que en estos días “nos han sacudido, creando inmenso dolor y preocupación”.

“Estamos particularmente tocados porque esta violencia horrible ocurrió en una iglesia, un lugar sagrado en el cual se anuncia el amor de Dios, con el bárbaro asesinato de un sacerdote y el involucramiento de los fieles”, dijo.

“Seguimos la situación y esperamos ulteriores informaciones para comprender mejor lo ocurrido. Estamos cerca de la Iglesia en Francia, de la Arquidiócesis de Rouen, de la comunidad golpeada y del pueblo francés”, apuntó.

Además de la postura de Jorge Mario Bergoglio, el Vaticano difundió una nota de Dominique Lebrun, arzobispo de Rouen, quien en ese momento estaba en Polonia en la Jornada Mundial de la Juventud.

En el texto reveló que el sacerdote asesinado era Jacques Hamel, de 84 años. Agregó que el vicario general de su arquidiócesis, Philippe Maheut, se trasladó al templo atacado y que esta misma tarde él llegaría para atender a la comunidad “bajo shock”.

“La Iglesia católica sólo puede tomar las armas de la oración y la fraternidad entre los hombres. Dejo aquí (en Polonia) a centenas de jóvenes que son el verdadero futuro de la humanidad. Les pido no bajar los brazos ante las violencia y convertirse en apóstoles de la civilización del amor”, precisó el arzobispo de Rouen.

Load More