Después de siete años, indemnizarán a trabajadores del SME: Esparza

Maestros y electricistas marchan contra reformas estructurales. Foto: Eduardo Miranda Maestros y electricistas marchan contra reformas estructurales. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Unos 14 mil 500 ex trabajadores de la extinta compañía Luz y Fuerza del Centro (LyF) recibirán el pago de su idemnización, luego de que el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el gobierno federal dieran por terminado el conflicto laboral que comenzó desde 2009, indicó el secretario general del sindicato, Martín Esparza.

De acuerdo con documentos firmados por la Secretaría de Energía y ratificados por la Secretaría de Gobernación, señaló Esparza, se realizará la entrega de las fábricas y talleres, en propiedad del SME, para poner en marcha los trabajos de la cooperativa de los trabajadores.

“Prácticamente vamos a implementar la última etapa que es la entrega de las fábricas y talleres (para ser operado) con nuestra cooperativa. Ya tenemos nuestra empresa de generación ‘Fénix’, la cual inició operaciones en noviembre pasado”, dijo Martín Esparza.

Al término de una reunión con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, el secretario general del SME explicó: “Ya está puesto en el documento (firmado) las suficiencias presupuestales para el pago de todas las indemnizaciones”.

Y agregó que también “queda establecida tácitamente la condonación de los créditos de viviendas de todos los trabajadores” de este sindicato.

A partir del 15 de agosto próximo se iniciará el pago de indemnizaciones, de los trabajadores que estuvieron en resistencia desde octubre de 2009 en busca de recuperar su empleo.

La noche del 10 de octubre de 2009, decenas de soldados disfrazados de policías federales tomaron las instalaciones de LyFC en la Ciudad de México.

Mediante un decreto, el presidente en turno, Felipe Calderón, declaró la extinción de la paraestatal con el argumento de que era “un lastre” y dejó en la calle a más de 44 mil trabajadores agremiados en el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que hasta ese día había sido el gremio más combativo.

El gobierno de Calderón inició la operación el 5 de octubre de 2009 cuando la Secretaría del Trabajo rechazó otorgar la toma de nota a Martín Esparza como dirigente del SME. Ese mismo día, en secreto, la Comisión Intersecretarial de Gasto Público, Financiamiento y Desincorporación (CIGF) dictaminó la extinción (Proceso 1859).

Durante los primeros minutos del 11 de octubre siguiente Calderón emitió el decreto al mismo tiempo que soldados disfrazados de policías federales tomaban las instalaciones de LFC (Proceso 1841).

Comentarios

Load More