Prevé la Cepal que economía mexicana crezca 2.3% este año

Luis Videgaray, titular de la SHCP. Foto: Raúl Pérez Luis Videgaray, titular de la SHCP. Foto: Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La economía mexicana tendrá un crecimiento de 2.3% este año, levemente inferior al que se registró en 2015 (2.5%), informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Al dar a conocer  su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2016, el organismo regional señaló que entre los factores que inciden directamente en este escenario se encuentra el desempeño negativo del sector manufacturero de Estados Unidos, altamente vinculado a las exportaciones mexicanas.

Además, apuntó, continuará la inestabilidad económica y financiera internacional, así como la disminución de la producción de petróleo y el bajo precio de la mezcla mexicana, lo que a su vez reduce los ingresos y el gasto público, generando una leve desaceleración del consumo interno en la segunda parte del año.

Pero eso no es todo. La proyección del gobierno federal respecto de un Producto Interno Bruto (PIB) superior al 5%, con la aprobación de las reformas estructurales, sólo quedó en promesa.

Según la Cepal, durante 2015 la política económica continuó enfocada en preservar la estabilidad macroeconómica del país, en un entorno adverso vinculado principalmente a la desaceleración económica internacional y una marcada reducción de los precios internacionales del petróleo que impactó las finanzas públicas.

Para el presente año, el organismo encabezado por Alicia Bárcena estima que el Brexit tendrá un impacto económico directo mínimo en México en el corto plazo.

El efecto más importante, subrayó, puede llegar de manera indirecta por las consecuencias que este acontecimiento tenga en Estados Unidos (principal socio comercial de México) y la incertidumbre financiera internacional.

De hecho, en el primer trimestre de 2016 el PIB creció 2.8%, comparado con el mismo trimestre de 2015 y con cifras ajustadas por estacionalidad.

“Sin embargo, se observan indicios de desaceleración para los próximos meses en los indicadores oportunos y adelantados de manufacturas y servicios”, advirtió la Cepal.

Salvan finanzas públicas

La Cepal destacó que en los primeros cinco meses de 2016 los ingresos petroleros cayeron 11.7% y los no petroleros aumentaron 19.7%.

“Entre estos últimos sobresalió el aumento de los ingresos no tributarios (152.5%), principalmente vinculados a los recursos por el remanente de operación del Banco de México, que llegaron a 239 mil 094 millones de pesos”, señaló.

En este contexto, entre el 17 de febrero y el 24 de junio de este año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció dos recortes del gasto público presupuestado, el primero de 132 mil 363 millones de pesos  y el segundo de 31 mil 715 millones de pesos,  para hacer frente a la incertidumbre financiera derivada del resultado del referéndum por la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

La Cepal  espera que la política fiscal tenga un corte menos expansivo.

Pese a estos ajustes y el espaldarazo del gobierno a Petróleos Mexicanos (Pemex), el organismo regional de las Naciones Unidas enfatizó que las calificadoras de riesgo Fitch, Standard & Poor’s  y Moody’s han mantenido las notas de la deuda gubernamental de México en “grado de inversión”.

Sin embargo, en abril Moody’s cambió su perspectiva de la nota soberana de estable a negativa, además de que redujo la calificación de Pemex de “Baa1” a “Baa3”, ubicándola cerca del escalón de grado especulativo, y su perspectiva pasó de estable a negativa.

Entre los argumentos que destacó la calificadora están la caída de los precios y de la producción de petróleo, su pesada carga tributaria y un elevado apalancamiento financiero.

En este entorno, con vaivenes en los precios internacionales del petróleo, la incertidumbre financiera internacional y el débil desempeño de la economía mundial, la Cepal informó que al 30 de junio de 2016 se observó una depreciación de 7% del peso mexicano respecto al dólar. Pero el impacto se observó en el comercio exterior.

Según el reporte del organismo, de enero a mayo de 2016 las exportaciones totales disminuyeron a una tasa anual de 5%, como resultado de una reducción de 2.6% en las exportaciones no petroleras y una caída de 38.7% en las petroleras.

En tanto, el valor de las importaciones totales se desplomó 2.9% debido a descensos anuales de 1.5% de las importaciones no petroleras y una caída de 17.6% de las petroleras.

Lo alarmante es que con esas cifras la balanza comercial presentó un déficit de 6 mil 592 millones de dólares durante los cinco primeros meses del año, es decir,  98.2% más que el déficit del mismo período de 2015.

Lo rescatable del motor externo, en cuanto al flujo de divisas se refiere, es que las remesas familiares hacia México en los primeros cuatro meses del año alcanzaron los 8 mil 389 millones de dólares, 8.5% más respecto del mismo período de 2015.

Y la entrada de Inversión Extranjera Directa  (IED) llegó a 7 mil 896 millones de dólares, mientras que los ingresos de divisas por turismo internacional ascendieron a 6 mil778 millones de dólares, 7.4% más que en el primer cuatrimestre de 2015.

“Con ello, la actividad turística se convirtió en la cuarta fuente de recursos del país después de las exportaciones automotrices, la IED y las remesas”, precisó la Cepal.

Comentarios

Load More