Actividad en puerto de Lázaro Cárdenas cayó 24% por la CNTE: Concamin

Maestros de la CNTE protestan en Michoacán. Foto: Tomada de Twitter @Loe_25sept Maestros de la CNTE protestan en Michoacán. Foto: Tomada de Twitter @Loe_25sept

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) aseguró que las movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) provocaron que el puerto de Lázaro Cárdenas redujera su actividad en un 24%.

De acuerdo con el organismo industrial que apoya abiertamente la reforma educativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, hasta el mes de junio el puerto ubicado en las costas michoacanas movilizó 535 mil 498 contenedores con cargas agrícolas, minerales, fluidos petroleros y más, sin embargo, en el mes que está por terminar la dinámica disminuyó.

Para el organismo presidido por Manuel Herrera Vega, el de Lázaro Cárdenas es uno de los principales puertos marítimos del país, pues permite participar en las cadenas del transporte marítimo internacional más desarrolladas como las naciones de la Cuenca del Pacífico (Japón, China, Taiwán, Nueva Zelanda, Sudáfrica), Norteamérica y Canadá, entre otros.

Las manifestaciones de la CNTE ya han provocado la irritación de la iniciativa privada que a través de sus distintas cámaras han fustigado al gobierno por someterse a las condiciones de la disidencia magisterial. De hecho, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) alertó que el ejecutivo “está perdiendo la batalla”.

Hoy, la Concamin hizo un recuento de las pérdidas en diferentes industrias:

De entrada, señaló que la industria de lácteos reporta afectaciones por hasta 300 millones de pesos, debido a que el flete ha aumentado en un 20% debido a las largas estadías y pago de dobles operadores por temas de seguridad.

En el sector acerero, el impacto rebasa los 700 millones de pesos debido a la imposibilidad de transportar más de 20 mil toneladas diarias de mineral de hierro y chatarra, materias primas básicas y fundamentales para la fabricación de acero.

Por su parte, la industria cementera estima la afectación general para sus socios en alrededor de 800 mil pesos diarios. Mientras que al día de hoy, el sector de fabricantes de refrescos y bebidas carbonatadas estiman una pérdida superior a 140 millones de pesos.

Además de los números, la Concamin alertó sobre el desabasto general de bienes de consumo pertenecientes a la canasta básica; retrasos en los tiempos de entrega, con sus respectivas penalizaciones; miles de horas de trabajo perdidas, resultando en la desocupación de la población, impactando su ingreso económico diario.

Aún más, la CNTE ya ha provocado la “imposibilidad de recibir y enviar bienes de importación y exportación, dañando la estabilidad y percepción del ambiente de negocios y productividad del país. Problemas, sobrecostos logísticos y demoras para movilizar la carga”, precisó el organismo empresarial.

Por si fuera poco, también reportó el cierre de empresas de contacto primario con los consumidores (restaurantes, tortillerías, panaderías, entre otros), algunas de ellas importantes fuentes de empleo, ingresos y aportación al Producto Interno Bruto (PIB) de las entidades afectadas.

Al igual que otros organismos, los industriales dejaron su mensaje al gobierno exigiendo que resuelva el problema con la CNTE:

“Respetamos la libertad de expresión, sin embargo nos oponemos a los actos que violenten los derechos ciudadanos. Hacemos un llamado a las autoridades a no permitir más bloqueos en las vías de comunicación estatales y federales, así como garantizar el Estado de Derecho y la seguridad jurídica, pues son diversas cámaras y asociaciones representantes de actividades productivas las que reportan graves pérdidas en sus líneas de producción”.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More