Varados en Madrid, unos 200 mexicanos por boletos “sujetos a espacio” de Aeroméxico

Pasajeros, a la espera de un lugar en algún vuelo de Aeroméxico. Foto: Twitter Pasajeros, a la espera de un lugar en algún vuelo de Aeroméxico. Foto: Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de pasar unas vacaciones en España, aproximadamente 200 turistas mexicanos que adquirieron boletos “sujetos a espacio” no han podido regresar al país debido a la sobre-venta de boletos por parte de Aeroméxico.

Los connacionales, que desde hace dos semanas se encuentran varados en el aeropuerto de Madrid-Barajas, “acampan” alrededor del mostrador de la aerolínea.

Muchos de ellos colocaron cartones en el piso para dormir y otros lo hacen sobre los bancos, en medio de restos de alimentos enlatados.

La mayoría de ellos adquirieron boletos a bajo costo llamados “sublo”, que la aerolínea otorga como prestación para los trabajadores y sus familiares, aunque también hay casos en los que fueron revendidos por personal de Aeroméxico.

“Un sublo es un boleto que tu familiar empleado puede conseguir con el 70 a 90% de descuento, pero son sujetos a espacio, no tienes garantías de subir al avión”, explicó un extrabajador de la aerolínea al diario El Economista.

Con este tipo de boletos, los pasajeros son colocados en una lista de espera para que, en caso de que existan asientos disponibles (alguna cancelación o vuelos con asientos sin vender), se les asignan conforme a esa lista.

Sin embargo, los pasajeros han comentado que hay una falta de transparencia en la asignación de estos lugares.

La empresa ha dicho que si las personas afectadas compraron un billete de ese tipo a nivel particular, se trata de un acuerdo privado, y en este caso “no tendrían derecho a reclamar las indemnizaciones y soluciones habituales por parte de la aerolínea”.

En esta circunstancia sólo les queda buscar una solución negociada con la compañía y esperar que haya un vuelo con asientos vacíos disponibles para poder volar a su destino.

Una comisión de viajeros hizo llegar una carta al cónsul de México en Madrid, que esta mañana los recibiría en la sede consular para hablar del asunto.

Por su parte, Aeroméxico dijo que la empresa no vende al público general ese tipo de boletos, pues es una prestación exclusiva de sus trabajadores y está prevista en los contratos colectivos de trabajo.

“Algunos colaboradores transfieren a familiares o terceros, quienes al utilizarla en temporada alta encuentran en los aeropuertos un alto factor de ocupación en los aviones, lo cual impide su abordaje”, señala en un comunicado.

Comentarios

Load More