Titular de la SSP renunció por “un tema patrimonial”: Javier Duarte

El exsecretario de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita. Foto: Miguel Ángel Carmona El exsecretario de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita. Foto: Miguel Ángel Carmona

XALAPA, Ver. (apro).- El gobernador Javier Duarte de Ochoa salió en defensa de su exsecretario de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, y aseguró que su separación del gabinete legal y ampliado se dio por un “tema patrimonial”.

Cuando acudió a la Fiscalía General del estado (FGE) para ratificar la denuncia penal por enriquecimiento ilícito en contra del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, Duarte precisó que Bermúdez renunció “por un caso de un tema patrimonial, no por un tema relativo a lo que es su responsabilidad en materia de seguridad pública. Él está en todo su derecho de defenderse y demostrar la legitimidad de su patrimonio”.

Y destacó que serán las autoridades federales las que determinen el grado de responsabilidad o conductas inapropiadas que pudiera haber tenido el hoy exsecretario de Seguridad Pública.

“Toda administración pública, todo gobierno, es susceptible de ser infiltrado por la corrupción, y para ello existen instituciones encargadas para investigar y, en su caso, determinar si existe alguna conducta que confirme si existió algún elemento de delito relativo a la corrupción”, apuntó.

En enero de 2014, el priista habría dicho que el entonces titular de la SSP era “inamovible”, cuando la exigencia de su renuncia se volvió un reclamo constante de líderes de cámaras empresariales y políticos de oposición, ante la ola de inseguridad, violencia, desapariciones forzadas, secuestros, ejecuciones y asesinatos de periodistas en la entidad.

En su círculo cercano de secretarios de despacho, Duarte de Ochoa solía pronunciar en las encerronas privadas en Casa Veracruz: “si se va Arturo, me voy con él”. Pero el extitular de la SSP se fue solo.

A través de un escueto comunicado, la SSP y el gobierno de Duarte dieron a conocer esta mañana que con la finalidad de esclarecer el origen de su patrimonio y para defenderse de las acusaciones que se le imputan, Bermúdez Zurita presentó su renuncia como titular de la dependencia.

El pasado miércoles 3, el portal de Aristegui Noticias reveló que el funcionario, con la clave “Capitán Tormenta”, tiene diversas propiedades en el complejo residencial texano The Woodlands, valuadas en 2.4 millones de dólares.

En dicha investigación se consigna que el encargado de preservar la seguridad de ocho millones de veracruzanos comenzó a comprar bienes inmuebles en la unión americana a partir de agosto de 2012, entre ellas cinco casas, algunas a su nombre y otras a nombre de su esposa Sofía Lizbeth Mendoza Hernández, quien funge como presidenta del patronato “Unidos por Ti”, del Voluntariado de la SSP.

Apenas hace 15 días el gobernador electo Miguel Ángel Yunes aseguró que Bermúdez Zurita es un próspero empresario hotelero en Veracruz y en la Riviera Maya, donde –dijo– posee hoteles, una empresa de tours turísticos y un corporativo que ofrece seguridad privada a las empresas.

Además, entre las polémicas en que se ha visto envuelto el exfuncionario destaca el gasto de 393 millones 23 mil 483 pesos en el parque vehicular, según la solicitud de transparencia SSP/UAI/597/2015 en poder del reportero. De ese ejercicio presupuestal, la SSP aún debe más de 200 millones de pesos de resarcimiento, detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su Cuenta Pública Consolidada 2014.

La compra del parque vehicular fue cataloga como “reservada”, “confidencial” y “restringida” por la SSP, pero en noviembre de 2014 Duarte y Bermúdez presumieron la compra de Tanques Gurkha, varias Suburban con el techo semidescubierto para llevar un francotirador de avanzada y con alto blindaje, camionetas pick up 4×4 todo terreno, vehículos deportivos Charger, cuatrimotos, motocicletas BMW –para la escolta de altos funcionarios del gobierno– y otras camionetas más austeras para el resto de la tropa.

Del dinero señalado, la ASF detectó un presunto “daño patrimonial” de 98 millones 160 mil 600 pesos del subsidio para el Fortalecimiento de las Instituciones de Seguridad Pública en Materia de Mando Policial.

Sumado a ello, los distribuidores de automóviles de Veracruz publicaron desplegados en periódicos locales, para quejarse de que el gobierno estatal no ha liquidado las  decenas de camionetas que compró para seguridad.

Este jueves, Javier Duarte acudió a la FGE a ratificar la denuncia contra Yunes Linares por enriquecimiento ilícito y la compra de diversas propiedades cuyo monto no se corresponde con su salario.

Según el gobernador, es “imposible” que Yunes Linares hiciera “cientos de millones de pesos” vendiendo “sushis” (sic), por lo que, agregó, no hay pulcritud en la tenencia de bienes inmuebles.

“A ese señor ya lo conocen como el nopal, no solo por baboso, sino porque cada vez se le encuentran más propiedades”, fustigó, y detalló que las propiedades del expriista tienen un valor superior a los 300 millones de pesos.

“Hasta ahora son 26 propiedades, pero estoy seguro que vamos a encontrar muchas más”, advirtió el mandatario estatal.

Se trata –dijo– de lujosas propiedades, entre las que se incluyen penthouses en colonias como Polanco y Lomas de Chapultepec. en la Ciudad de México, y en Veracruz en el Rincón del Conchal, en El Estero, donde el metro cuadrado se cotiza en dólares.

Por su parte, Yunes Linares envió un audio a medios de comunicación donde asegura que Arturo Bermúdez es el “gran prestanombres” de Javier Duarte, y sostiene que la fortuna del extitular de la SSP se debe a tres vertientes: “corrupción, lavado de dinero y vínculos con la delincuencia organizada”.

Comentarios

Load More