En dos años México empeoró atención a niños migrantes: ACNUR

Niños durante una protesta en la CDMX contra la deportación de menores migrantes. Foto: Xinhua Niños durante una protesta en la CDMX contra la deportación de menores migrantes. Foto: Xinhua

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), México fue el único de 12 países en el que la detención de niños migrantes empeoró en todos los niveles durante los últimos dos años; además, el organismo internacional reportó un importante número de contravenciones a los estándares internacionales en materia de detención a migrantes en el país.

El ACNUR deploró que el Instituto Nacional de Migración (INM) detenga en sus “estaciones migratorias” a todos los migrantes en situación irregular, incluyendo a solicitantes de asilo y niños. En 2015, de las 190 mil personas migrantes puestas en detención por el INM, 818 eran solicitantes de asilo y más de 35 mil 700 eran niños.

“A la excepción de México y el Reino Unido, todos los países de estudio reportaron una disminución en el número de niños detenidos durante el periodo”, planteó el ACNUR, al subrayar que si bien en Reino Unido este número se mantuvo igual, en México se disparó en un 50% entre 2014 y 2015, al pasar de 23 mil a 35 mil 704.

Además de México, el panel de países incluyó a Canadá, Hungría, Indonesia, Israel, Lituania, Malasia, Malta, Tailandia, Reino Unido, Estados Unidos y Zambia.

En el marco de la estrategia global “Más Allá de la Detención” que lanzó en junio de 2014, el ACNUR revisó de manera extensiva las leyes y la situación de la detención migratoria en estos países, y llegó a la conclusión, en dos informes publicados hoy, que las detenciones de migrantes menores de edad disminuyeron en un 14% entre 2014 y 2015.

Sin embargo, México destacó como el único país en reprobar cada uno de los 15 indicadores que conforman el primer objetivo de la estrategia global, consistente en “terminar la detención de niños”.

También se colocó en el último lugar respecto al segundo objetivo, titulado “asegurarse qué alternativas a la detención están disponibles en leyes e implementadas en práctica”, y figuró en el promedio del panel respecto al tercer objetivo, “asegurarse que las condiciones de detención, cuando la detención fuese necesaria e inevitable, respetan los estándares internacionales”.

Programa Frontera Sur, la causa

Estos resultados son la consecuencia de la implementación del Programa Frontera Sur, que anunció Enrique Peña Nieto en julio de 2014. Consistió en un endurecimiento de la política migratoria y una multiplicación de los operativos en las zonas fronterizas, y desembocó en un incrementó brutal del número de migrantes detenidos y deportados.

A finales de 2015, el ACNUR tenía conocimiento de 141 mil 180 niños detenidos por motivos migratorios en los doce países; lo cual implica que uno de cada cuatro de ellos fue recluido en estaciones migratorias mexicanas.

“Pese que el corpus legislativo establece la prohibición de la detención de niños migrantes, la mayoría de los niños permanece en esta situación” sostuvo, al añadir que en el país “existe una falta de opciones de recepción temporal distintas a la detención”.

Por si fuera poco, México formó parte de los tres países que no priorizan las solicitudes de asilo de los niños detenidos, y uno de los seis países que carecen de coordinación para trasladar de manera inmediata los niños detenidos en centros de atención especiales.

En los informes publicados hoy, México también destacó como el único país que no respeta los procedimientos internacionales de rastreo y reunificación familiar a para los solicitantes de asilo.

El año pasado, tres mil 423 personas solicitaron el asilo a México, una cifra que se disparó en un 162% en comparación con el año 2013. Se trata sobre todo de ciudadanos guatemaltecos, hondureños y salvadoreños quienes huyen de la violencia y de los problemas económicos que sacuden sus respectivos países.

México, el peor calificado

El ACNUR señaló que si bien México –junto con Indonesia, Malasia y Estados Unidos– se comprometió a identificar Alternativas a la Detención (ATDS, por sus siglas en inglés) para los niños migrantes y sus familias, no extendió estas medidas a la población migrante adulta en general.

Es más: aseveró que estas alternativas están contempladas en la ley “pero únicamente para una escasa serie de circunstancias” y “están raramente empleadas, debido en parte a los retos prácticos y operativos”. Deploró que “muy pocos niños no acompañados –ya sean migrantes o solicitantes de asilo– se benefician de estos arreglos alternativos”.

“En práctica, 11 de los 12 países estudiados (con excepción de México) implementaron por lo menos una opción de atención alterna para los niños”, sentenció el ACNUR.

México también forma parte de los países que no informan a las personas detenidas sobre sus derechos a obtener una asesoría legal, junto con Hungría, Indonesia, Israel, Malasia y Tailandia, observó el ACNUR, al añadir que “los solicitantes de asilo suelen quedar en detención migratoria durante la el periodo entero del trámite”.

Además, el gobierno mexicano no proporciona “información adecuada y accesible” sobre la posibilidades que tienen los migrantes detenidos de solicitar el asilo en el país, con lo que contraviene a los mejores estándares internacionales establecidos por el ACNUR.

El INM tampoco facilita el trabajo del ACNUR en el terreno. Según el organismo internacional, si bien el gobierno mexicano se comprometió a otorgar a los expertos un acceso pleno a las estaciones migratorias, éstos “enfrentan dificultades para acceder a ciertas partes de los centros de detención, lo que genera dificultades para asegurar un monitoreo apropiado de las condiciones de detención”.

Aunado a lo anterior, México se colocó entre los cinco países cuyas autoridades migratorias no revisan sus decisiones de poner en detención a las personas migrantes.

Por ello, tanto el ACNUR como el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación y la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) y la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados (Comar) establecieron un protocolo en junio pasado, al que tendrán que apegarse los agentes del DIF y del INM en el contexto de la detención.

El ACNUR reiteró su llamado a las autoridades mexicanas a favorecer la reubicación de migrantes en situación irregular en albergues distintos a los centros de detención migratoria.

Sin embargo, observó otra violación a los estándares internacionales: “En los once países que implementan alternativas a la detención (todos excepto México), las alternativas existentes fueron implementadas por el gobierno”.

Comentarios

Load More