La pugna URSS y eurocomunistas

La pugna URSS y eurocomunistas
Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista Español, acaba de publicar su nuevo libro Eurocomunismo y el Estado La revista Soviética Tiempos Nuevos sólo esperó las elecciones para lanzar su ataque sobre el libro El 23 de junio, acusa a Carrillo de unirse al coro contra la Unión Soviética y de actuar en favor del capitalismo y del imperialismo La agencia soviética Tass despliega el ataque internacionalmente: Carrillo divide al comunismo europeo y difama a la Unión Soviética, injuria y miente, no está en su sano juicio y renuncia al marxismo-leninismo, favorece los intereses reaccionarios y es oportunista
Más allá de los ataques personales a Carrillo, los soviéticos atacan las estrategias del eurocomunismo, que, de todos modos, no separan del líder español El objetivo eurocomunista es triple: Oponer a los partidos comunistas de Occidente contra los partidos de los países socialistas; denigrar al socialismo real que ya creó una sociedad nueva, la Unión Soviética en primer lugar; cambiar los objetivos fijados por los comunistas de Europa en Berlín, y oponerles otro programa, que equivale, de hecho, a mantener a Europa dividida en bloques militares opuestos y a fortalecer a la OTAN Las ideas eurocomunistas son contrarias a las ideas internacionalistas de Marx, Engels y Lenin, y sólo propician una agrupación aislada de los países europeos occidentales, como fuerza de oposición a los estados socialistas El eurocomunismo de Carrillo está ligado al antisovietismo
Pero no sólo el de Carrillo Todos los partidos eurocomunistas deben dejar de ser comunistas y romper vínculos con los países socialistas El ataque no se reduce a los europeos Tiempos Nuevos se lanza también contra el Partido Comunista Japonés, y amenaza aumentar su propaganda contra el chino La Unión Soviética está dispuesta a arriesgar el antagonismo eurocomunista, con tal de mantener a esos partidos en la ideología correcta
El PCE respondió calmadamente No se preocupa por el ataque Hace mucho tiempo existen diferencias de concepción socialista El problema es para “La Pasionaria”, Dolores Ibarruri, que vivió 40 años de exilio en la URSS, donde está enterrado su hijo; pero apoya e impulsa la línea de su partido español con la única terminología que conoce, que es la soviética Por lo demás, los soviéticos no quisieron lanzar su ataque contra el PCE antes de las elecciones, para que su pleito con la URSS no hiciera propaganda ni aumentara los votos del PCE De hecho, algunos sectores juveniles del PCE rechazan las tesis eurocomunistas y les atribuyen el débil resultado electoral El prudente equilibrio de Carrillo —dice la corriente que le es hostil— espantó a las izquierdas y no se abrió camino en las derechas Otros dicen que era la única postura posible, en esta realidad
El Partido Comunista Italiano reaccionó con fuerza ante el ataque soviético Reafirmó su rechazo a cualquier dominación de un partido sobre otro “Los partidos comunistas son autónomos y cada uno es responsable de sus posiciones y orientaciones No hay nadie que pueda regañar ni nadie que pueda ser regañado”, dijo Antonio Rubbi, de la oficina de Asuntos Exteriores del PCI También L’Unitá, órgano oficial del PCI, rechazó el ataque Tiempos Nuevos malentendió La independencia eurocomunista de Washington y Moscú no implica división ni agresividad, sino desarrollo de una profunda distensión, encaminada precisamente a superar la división de Europa y del mundo en bloques militares rivales El eurocomunismo no es una tercera vía entre capitalismo y socialismo, sino un camino original al socialismo, adaptado a las condiciones de los países europeos occidentales
El órgano del Partido Comunista Francés L’Humanité, sin tomar postura entre el Kremlin y Carrillo, lamenta que “esta condena, donde el anatema reemplaza a un análisis profundo de problemas complejos, tenga lugar mientras el PCE libra una lucha difícil y valiente para liquidar las secuelas de la dictadura en España” Se resaltó que el PCF También es independiente de Moscú
El PCE, dos días más tarde, declaró que el ataque contra Carrillo es contra todo el partido y contra los principios de acción política de todos los partidos que avanzan al socialismo por la vía democrática, mientras el Partido Comunista de Yugoslavia rechazaba el ataque, como hecho contra la independencia de todos los partidos comunistas Ese ataque desacredita a muchos
El día 26 de junio, la televisión soviética volvió el ataque, esta vez comentando las contradicciones estratégicas en la campaña electoral del PCE y la vaguedad de sus programas Dijo que tantos errores del PCE dan mucho que pensar El Comité Central del PCE se había reunido por dos días Al terminar su reunión, los 185 miembros del Comité Ampliado, en un comunicado, rechazaron otra vez los ataques soviéticos y acusaron a Moscú de emplear métodos de excomunión en vez de un análisis científico de los problemas Fue Dolores Ibarruri la que propuso el comunicado Son precisamente este tipo de ataques inquisitoriales “una de las razones por las cuales no se puede presentar al llamado realismo socialista existente en países como la Unión Soviética, como el modelo ideal de la sociedad socialista”
Finalmente, el 28 de junio, habló Santiago Carrillo Comparó los ataques del Kremlin contra el eurocomunismo a las denuncias que precedieron al rompimiento de Moscú con China y Yugoslavia Desafió a los jerarcas soviéticos a un debate público sobre el comunismo, para despejar las cosas Pero no espera que los soviéticos acepten Así denunció Moscú a Tito, presidente de Yugoslavia, en 1948, y así se dividió Moscú de China “El stalinismo está todavía muy vivo en la Unión Soviética” Por su parte, Carrillo nunca romperá con la Unión Soviética; pero no le extañaría que Moscú intentara formar un Partido Comunista rival en España Desde 1968, Carrillo entró en tensión con Moscú, por su denuncia a la invasión de Checoslovaquia y, años después, por su oposición a las relaciones comerciales y culturales de Moscú con el régimen de Franco Afirmó Carrillo que él no está nervioso De los 130 miembros del Comité Central del Partido, 129 votaron en favor de la jefatura de Carrillo y del eurocomunismo español Uno se abstuvo En su crítica, Carrillo denunció las intrigas soviéticas dentro de los partidos eurocomunistas Lamentó que el ataque soviético no se hubiera producido antes de las elecciones, porque le hubiera ganado millares de votos Y terminó: los dirigentes soviéticos “creen que el movimiento comunista internacional es una iglesia y ellos se siguen considerando como el Santo Oficio”
La televisión yugoslava continuó la defensa del eurocomunismo Pero, en Lisboa, el líder comunista Alvaro Chunhal apoyó a los soviéticos y criticó al Partido Comunista Español En Grecia, el Partido Comunista del Interior, opuesto al Partido Comunista Griego, criticó a Moscú y apoyó a Carrillo

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso