Realizan gays clausura simbólica de la Arquidiócesis; le exigen cesar campaña de odio

Protesta en la Arquidiócesis. Foto: @H_Robles Protesta en la Arquidiócesis. Foto: @H_Robles

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ataviados con sotanas y máscaras de cerdo o de calaveras, integrantes de la comunidad gay realizaron hoy una clausura simbólica de la Arquidiócesis Primada de México para exigir el cese de la “campaña de odio” lanzada por obispos católicos en su contra.

Asimismo, llamaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a emitir una recomendación “clara y contundente” a los ministros de culto que emitan discursos discriminatorios.

“La primera instancia a la que asistimos es aquí (la Arquidiócesis) para que paren estos discursos violentos que tienen los cardenales hacia nuestra población. Exigimos que hagan respetar el artículo 130, eso es lo primordial, respetar la ley, nadie puede violentar la ley es terrible que la iglesia católica rebase esta línea”, dijo Diana Sánchez Barrios, de la organización ProDiana y organizadora de la manifestación.

La activista reprochó los mensajes publicados en el semanario Desde la Fe en los que la Iglesia los exhibe y arriesga. “Por culpa de esos comentarios personas de esta comunidad son asesinadas”, acusó Sánchez Barrios.

Tras el mitin Álvaro Lozano, encargado de la comisión de cultura de la Arquidiócesis, salió a dialogar con los inconformes a quienes les pidió disculpas por la discriminación que en algún momento la Iglesia les hizo sentir.

“Al menos como sacerdote les pido perdón por las veces que hemos actuado mal y (los) hemos hecho sentido mal. Es un hecho de que como Iglesia y como el mundo entero nos encanta discriminar, debemos de buscar cambios, no es fácil, pero debemos de trabajar”, dijo el sacerdote.

Al final, una comitiva de los inconformes entró a la sede de la Arquidiócesis con la finalidad de dialogar sobre un posible encuentro entre la comunidad gay y el cardenal Norberto Rivera Carrera.

“Con paciencia las cosas se dan, si hay voluntad de diálogo y tranquilidad se puede dar sin lugar a dudas. Todos tenemos que crecer, podemos sentirnos a veces ofendidos definitivamente, y nosotros como Iglesia nos podemos sentir ofendidos, pero hay que buscar caminos de diálogo”, dijo Lozano.

Sánchez Barrios comentó que en los próximos días también buscarán una reunión con la Cámara de Diputados para exigir a los legisladores que se regule el “lenguaje discriminatorio y violento” los ministros de culto que emitan este tipo de declaraciones sean multados.

Comentarios

Load More