Lluvias en Guanajuato dejan mil 250 viviendas dañadas y 600 personas evacuadas

Pobladores del municipio de Abasolo fueron evacuados. Foto: Protección Civil Guanajuato Pobladores del municipio de Abasolo fueron evacuados. Foto: Protección Civil Guanajuato

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Más de mil 250 viviendas afectadas y unas 600 personas evacuadas en 28 municipios, han provocado las lluvias de la temporada en el territorio guanajuatense, donde se mantiene la alerta por los desbordamientos del Río Turbio, particularmente en el municipio de Abasolo, donde se presentan los mayores daños, informó el coordinador de Protección Civil del estado, Luis Antonio Güéreca Pérez.

En el caso de 140 de las viviendas que han sufrido invasión de agua y lodo, los niveles han rebasado el medio metro de altura, por lo que hubo pérdidas importantes de muebles, enseres, ropa y electrodomésticos, señaló el funcionario.

Güéreca Pérez explicó que se mantiene una alerta en esa demarcación porque varias comunidades están en riesgo por desbordamiento del Dren Abasolo, el Río Turbio y Arroyo seco.

En Abasolo se ha evacuado al mayor número de personas, 583, con el apoyo del Ejército a través del plan DNIII, en las comunidades de Estación Abasolo, La Mora, El Carmen y Santa Cecilia.

Otras 40 familias en Salvatierra fueron evacuadas por la misma situación, dijo el funcionario, aunque posteriormente pudieron regresar a sus domicilios.

A detalle, a partir del inicio de la temporada, el 15 de mayo y hasta el miércoles 24, las afectaciones han sido entre encharcamientos en mil 252 viviendas, patios, hasta inundaciones en 28 municipios “que ya comienzan a ser considerables”, según el coordinador de Protección Civil.

Se refirió a municipios sobre la cuenca del Río Lerma: Acámbaro, Pénjamo, Pueblo Nuevo, Salamanca, Salvatierra, Valle de Santiago y Yuriria, “pero de manera particular se vigila sobre la cuenca del Río Turbio (los municipios de) León, Purísima, San Francisco del Rincón, Manuel Doblado, Cuerámaro y Abasolo.

“En las colindancias entre Cuerámaro y Abasolo comenzaron los problemas el sábado, y luego un crecimiento importante y desbordamientos en el Río Turbio, ya en el dren Abasolo y Arroyo seco. Desde el domingo solicitamos el apoyo del Ejército para hacer la notificación formal a habitantes de comunidades que tenían que estar preparados”, añadió.

Por ello, la coordinación se mantendrá en Abasolo mientras continúen los desbordamientos, mientras los cauces recuperan su nivel normal, lo que no ocurrirá de inmediato porque el pronóstico entregado por la Comisión Nacional del Agua al grupo estatal de Protección Civil indica que por lo que resta de agosto, así como los meses de septiembre y octubre, las lluvias rebasarán en más del 30 por ciento la media histórica en el estado.

El gobierno municipal abasolense habilitó un segundo albergue con más capacidad, baños y regaderas, ante la contingencia.

“La temporada sido muy intensa, el pronóstico que se había hecho en la temporada daba un panorama pero cambió, en las últimas semanas se intensificó. El panorama no es muy favorable por lo que se está presentando, pero se están tomando las medidas de auxilio a la población”, puntualizó.

Comentarios

Load More