Trabajadores de la Secretaría de Cultura exigen participar en elaboración de su reglamento

Rafael Tovar y de Teresa, titular de la Secretaría de Cultura. Foto: Raúl Pérez Rafael Tovar y de Teresa, titular de la Secretaría de Cultura. Foto: Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SC), organizados en diferentes sindicatos y asociaciones, demandaron este día la creación de un espacio de diálogo para tomar parte en la construcción del reglamento interior, “concertado y congruente con los objetivos institucionales y los intereses superiores de la nación”, que regirá a la instancia fundada en diciembre pasado.

Desde la aprobación en el Congreso de la Unión de la nueva institución, se anunció que el reglamento interno estaría listo para el mes de marzo de este mismo año. Sin embargo, su presentación se ha venido postergando. Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura, prometió hace unos días que estaría listo para antes del Informe presidencial, por lo cual se cree podría ser dado a conocer en los primeros días de la semana entrante.

“El reglamento está por salir, en este documento se va a reflejar la estructura y las líneas de la política cultural que van a regir a la Secretaría de Cultura. Haremos una presentación oficial del reglamento y en ello estarán anunciados cuáles serán las líneas de trabajo, en las que he estado laborando desde el 21 de diciembre, cuando fui nombrado titular de la nueva dependencia”, dijo el secretario en declaraciones a los medios el viernes 12.

En rueda de prensa los trabajadores de la SC advirtieron que la estructura de lo que fue el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes se va transformar, y confirmaron que habrá dos subsecretarías y una oficialía de partes, aunque previenen que una de ellas podría ser ocupada por Antonio Crestani, actualmente director general de Vinculación Cultural de la SC.

Sin embargo, criticaron que ello pueda ser así, pues relacionan al funcionario con personajes como el empresario Jorge Esma, quien fundó junto con la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, el Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos, organizador de conciertos en la zona arqueológica de Chichén Itzá.

En una carta dirigida a Enrique Peña Nieto y a Tovar, los trabajadores piden que el reglamento respete de manera irrestricta la autonomía técnica y administrativa de los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH) y de Bellas Artes (INBA), que cuentan con sus propias leyes orgánica y de creación, respectivamente.

Entre otras demandas está también el mantenimiento de sus funciones sustantivas de investigación científica, conservación del patrimonio arqueológico, artístico e histórico, museos, docencia y formación de recursos humanos, así como la integridad territorial de las dos instituciones. Además del respeto a sus derechos laborales.

También recuerdan al Ejecutivo en la misiva que el decreto de creación de la SC expresa en el artículo cuarto transitorio que los institutos mencionados “continuarán rigiéndose por sus respectivas leyes y demás disposiciones”, y que la SC ejercerá las atribuciones que se otorgaban a la Secretaría de Educación Pública (SEP), de la cual dependían hasta diciembre pasado.

En ese sentido, exigen que no se diluya en el texto del reglamento el carácter de los institutos INAH e INBA, suplantándolo por la simple palabra “dependencias”, sino que se mencione “cuantas veces sea necesario”, pues lo contrario representa “la suplantación de funciones de ambas instituciones por la Secretaría de Cultura”.

Hacen alusión directa al artículo 30 del decreto, en el cual se señala que la SC “será competente para poseer, vigilar, conservar, administrar y controlar los inmuebles federales considerados como monumentos arqueológicos conforme a la ley de la materia, así como las zonas de monumentos arqueológicos”.

Al respecto, puntualizan: “No es posible que un decreto diga que una Secretaría puede poseer monumentos arqueológicos, así como zonas de monumentos arqueológicos, los cuales están declarados no sólo como patrimonio cultural de la nación, sino como patrimonio cultural de la humanidad.”

El documento lo suscriben los sindicatos nacionales de Profesores de Investigación Científica y Docencia, de Arquitectos, y la Coalición de Profesores de Asignatura y Asistentes de Investigación, todos del INAH. Asimismo, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la SC, y el Independiente, y el de Trabajadores Académicos e Investigadores del INBA.

Comentarios

Load More