Los mil y un escenarios de Juan Gabriel

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El pasado mes de abril se estrenó por TNT la exitosa serie televisiva Hasta que te conocí sobre la vida del compositor y cantante Juan Gabriel y fue el mismo artista, conocido a escala mundial, quien la produjo.

La serie está conformada por 13 episodios filmados en más de cien locaciones reales de México y Estados Unidos, donde también participaron las empresas Disney Media Distribution, SOMOS Producciones y BFT Media.

El actor colombiano Julio Román interpretó al también llamado Juanga y la actriz mexicana Dolores Heredia personificó a la mamá del autor de No tengo dinero y El Noa Noa.

En el comunicado de TNT con respecto a este proyecto televisivo se incluyó una declaración de Juan Gabriel:

“Esta serie sobre mi vida la hice con mucho amor y agradecimiento hacia cada persona que me acompañó a lo largo de los años. Quiero que sea un bello recuerdo, ese es mi deseo”.

Juan Gabriel durante una presentación en San Juan del Río, Querétaro. Foto: Proceso Archivo

Juan Gabriel durante una presentación en San Juan del Río, Querétaro. Foto: Proceso Archivo

En 2014 se lanzó a los cines de México la película musical ¿Qué le dijiste a Dios?, de Teresa Suárez, donde se interpretaron varias de sus canciones.

En abril de ese año Juan Gabriel fue hospitalizado en Las Vegas por neumonía donde lo reportaron como “delicado”.

El 12 de noviembre de 2016 iba a ofrecer un concierto en el Zócalo de la Ciudad de México.

Sus problemas de impuestos

Juan Gabriel no sólo tuvo que enfrentar la pobreza que padeció de niño y adolescente. Sus problemas con el fisco fueron recurrentes: En 1994 y 1997 lo culparon de evasión; en el 2000 de nuevo se le culpó de no haber pagado casi 17 millones de pesos de impuestos, por lo que le remataron varias de sus propiedades. Hacia 2003 no pagó impuestos por dos casas en Torreón, Coahuila. Luego, el 22 de junio del 2005 fue detenido en el aeropuerto de Ciudad Juárez por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de defraudación fiscal por un monto superior a 4 millones de pesos.

Y hace dos años estuvo a punto de perder un rancho en Florida porque su hijo adoptivo Iván Aguilera Salas no pagó los impuestos. Sin embargo, El Divo de Juárez finalmente salió adelante.

También llamaron la atención sus presentaciones ante políticos. Juan Gabriel acudió al cumpleaños del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, en abril de 2013. Para el 30 de marzo 2016, a diez días de las campañas electorales para diputaciones federales en Chihuahua, Juan Gabriel ofreció un concierto ante 130 mil personas en Ciudad Juárez, donde estrenó una canción dedicada a esa frontera y a Duarte Jáquez. Ahí dijo que reabriría el centro de espectáculos Noa Noa y que volvería a radicar a esa metrópoli.

También hizo un spot para la campaña de Francisco Labastida Ochoa en el año 2000, en el cual usó la canción Ni Temo, ni Chente.

En marzo de 1988, cuando era candidato a la presidencia Carlos Salinas de Gortari, el PRI utilizó el acal de Juan Gabriel para apoyar al priista.

En una conferencia de prensa en Ciudad Juárez el cantautor dijo que Salinas de Gortari era “un hombre bueno, sano e inteligente, Carlos es diferente a sus antecesores, no bebe, no fuma, es sano”. Entonces el PRI creó spots con esas declaraciones del artista para radio y televisión con el eslogan “Salinas de Gortari, la fuerza de la esperanza”.

A la revista Proceso (17 de septiembre de 1995) Juan Gabriel declaró que era apolítico, “porque mi carrera es la forma más bella para manifestar mis pensamientos y mis ideales”.

Agregó:

“No soy político. Sé de política porque soy mexicano, moreno”.

Entonces también habló de los indígenas de Chiapas:

“Aquella persona que no respete los derechos de un indígena es un intolerante. La palabra es aceptada sólo en su connotación despectiva. Decimos indígenas porque los españoles creyeron que habían llegado a las indias. Ese es el significado que le dieron los españoles y los españoles lo confundieron con su religión y sus creencias. Terminaron por quitarles lo que tenían y por casi desaparecerlos. Afortunadamente no hay nada oculto bajo el sol y todo sale a la luz algún día. Entonces, nosotros debemos respetar nuestras raíces y considerarlos a ellos mexicanos con todos sus derechos. No quiero usar la palabra mexicanos. Porque le voy a decir que mexicanos nada más eran los de la capital, los mexicas. En este caso, ellos son los chamulas, los tzotziles, chontales y tojolabales, etcétera.

“Por eso hay que respetar su idiosincrasia, sus culturas, raíces y costumbres, porque las tienen desde tiempos inmemoriales. Lo que pasa es que nos hemos perdido en eso, hemos vivido en una ilusión. De que somos, pero no somos. Seremos mexicanos  cuando tomemos conciencia”.

También descalificó un libro sobre él. Hacia 1985 se editó  Gabriel y yo, de Joaquín Muñoz, secretario particular del compositor, y los abogados del artista presentaron una denuncia contra Muñoz por difamación y calumnias, por publicar intimidades de la vida erótica, sexual y social del michoacano.

Después Juan Gabriel publicó su biografía autorizada Querido Alberto, escrito por Eduardo Magallanes.

Bellas Artes

En el Palacio de Bellas Artes Juan Gabriel se presentó el 27, 28, 29 y 30 de noviembre de 1990, acompañado por la Orquesta Sinfónica Nacional de México, con Enrique Patrón de Rueda como director huésped. Esas actuaciones desataron polémica porque ese recinto “no debía ser para ofrecer conciertos de artistas populares”.

Carlos Monsiváis, quien era amigo de Juan Gabriel, escribió en Proceso (12 de mayo de 1990) sobre esa polémica que el cantante desató por presentarse en ese recinto cultural:

“Los cantantes de ópera se han opuesto, no desprecian a lo popular pero éste no es su sitio, y para el caso ni importa que los conciertos sean a beneficio de la Orquesta Sinfónica Nacional, es vergonzoso (murmuran) que para comprar instrumentos el Señor Gobierno depende de la buena voluntad de un cantante y a la ira de los defensores de la buena música se une la explosión de homofobia, ese escudo de fe machista, ese sello de intolerancia como aureola de integridad. A la homofobia se acogen lo bravíos articulistas todavía incrédulos ante el individuo con tales modales y tal fama y semejante éxito. La homofobia es el argumento que no requiere palabras, no tiene  a su favor los decretos de la cultura judeo-cristiana, y la solidifica el humor que se precipita para subrayar la superioridad instantánea de quien lo emite y quien lo festeja”.

En agosto de 1997 el michoacano volvió al Palacio de Bellas Artes a grabar el disco Celebrando 25 años de Juan Gabriel en el Palacio de Bellas Artes. Tuvo otro retorno a ese espacio cultural el 30 de agosto del 2013 para celebrar sus 40 años de trayectoria artística.

Se presentó en el Zócalo de la Ciudad de México el 1 de enero del 2000 al cual asistieron 350 mil personas, lo cual hasta la fecha es un récord.

Juan Gabriel en Bellas Artes en agosto de 2005. Foto: Proceso Archivo

Juan Gabriel en Bellas Artes en agosto de 2005. Foto: Proceso Archivo

Sus canciones

Juan Gabriel fue el compositor mexicano que más canciones registró en el Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), por lo cual es el que más recursos económicos genera por concepto de regalías a dicha instancia.

Sus melodías se han traducido al alemán, francés, japonés, griego, inglés, italiano, portugués y turco, entre otros. Sus temas  en su voz o en la de decenas de intérpretes suenan aproximadamente cada 40 segundos en los medios de difusión, radio y televisión de Latinoamérica, sobre todo. También es el más visto en YouTube y el latino que más boletos vendió en sus actuaciones en Estados Unidos.

El 5 de octubre es el Día de Juan Gabriel en Los Ángeles, fecha instituida por el alcalde Tom Bradley en 1986.

Rocío Dúrcal hizo mancuerna con Juan Gabriel durante dos décadas. Ella hizo famosa la canción Amor eterno. También Lucha Villa cantó Inocente, pobre amiga, Juro que nunca volveré, Te voy a olvidar, No discutamos y Hoy que tú ya no estás. Y entonces le grabaron Raphael, Lupita D’Alessio, Pedro Vargas, Lola Beltrán, Aída Cuevas y Maná, entre otros.

En sus últimos dos discos interpretó sus canciones a dueto con otros cantantes, bajo el titulo Los dúo y Los dúo 2. El primero salió al mercado el 10 de febrero del 2015, con Vicente Fernández, Marco Antonio Solís, Isabel Pantoja, Juanes, Laura Pausini, Alejandra Guzmán, Natalia Lafourcade y José María Napoleón. El segundo, lanzado el 11 de diciembre de 2015, fue con Marc Anthony, Paty Cantú, Belinda y Franco de Vita, entre otros.

Juan Gabriel en el video Have You Ever Seen The Rain?

Juan Gabriel en el video Have You Ever Seen The Rain?

Su reciente disco se llama Vestido de etiqueta por Eduardo Magallanes con 34 títulos. Cabe recordar que Magallanes fue pieza fundamental en los arreglos musicales.

Los padres del cantautor fueron los campesinos Gabriel Aguilera Rodríguez y Victoria Valadez Rojas. Fue el menor de un total de 10 hermanos. Su padre enfermó psicológicamente y fue hospitalizado en el nosocomio La Castañeda en la Ciudad de México, y no se sabe si ahí murió o escapó. Juan Gabriel le escribió la canción De sol a sol.

Luego, su madre se fue a radicar a Ciudad Juárez. Ella internó a su pequeño hijo de 5 años en un internado para menores, lo que ahora es el Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, donde estuvo ocho años.

Juan Contreras fue su protector y le enseñó a trabajar y a tocar la guitarra, con la que Juan Gabriel compuso su primera canción cuando tenía 13 años, titulada La muerte del palomo.

En la Ciudad de México fue parte del coro de Angélica María, Leo Dan y Roberto Jordán.

El cantautor retornó a Ciudad Juárez para trabajar una temporada en el centro nocturno Malibú.

Posteriormente regresó a la capital mexicana para grabar. Sin embargo, fue acusado de robo -sin pruebas- y recluido 18 meses en Lecumberri. Lo ayudó la cantante de ranchero La Prieta Linda al grabarle un tema su autoría: Noche a noche.

Fue en 1971 cuando se dio a conocer como Juan Gabriel en honor a su padre Gabriel y a su maestro de guitarra Juan Contreras. En su primer disco incluyó No tengo dinero, Se me olvidó otra vez y La muerte del palomo.

Juan Gabriel siguió triunfando años después con Juro que nunca volveré, El Noa Noa, Inocente pobre amigo, Buenos días señor sol.

También escribió No me vuelvo a enamorar, No vale la pena, Querida, Déjame vivir, Pero qué necesidad.

Se dice que El Divo de Juárez dejó canciones inéditas.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios