Cuarto Informe destaca la creación de la Secretaría de Cultura, aun sin reglamento

Rafael Tovar y de Teresa. Foto: Germán Canseco Rafael Tovar y de Teresa. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tradicionalmente relegado en los informes presidenciales, el tema de la cultura ocupó este año no sólo un lugar en la introducción del cuarto Informe de Gobierno, sino que por primera vez se le destinaron 14 páginas en las cuales se destacó la creación, a finales de 2015, de la Secretaría de Cultura (SC).

“En respuesta al reclamo histórico de reconocer la importancia y el peso específico de la acción cultural del Estado mexicano en rubros tan importantes como la promoción y difusión de la cultura, la protección y conservación del patrimonio cultural, el apoyo y financiamiento a la producción cinematográfica, el estímulo a los creadores y el fomento al libro y a la lectura, en diciembre de 2015 se creó la Secretaría de Cultura”, señala el documento.

El Cuarto Informe de Gobierno –de 765 páginas, disponible en internet– que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, entregó la tarde de ayer en el Congreso de la Unión, rememora que el 10 de septiembre de 2015 se entregó la iniciativa con proyecto de decreto para reformar, adicionar y derogar las disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para crear esa dependencia.

Fue en el tercer Informe cuando de manera sorpresiva Enrique Peña Nieto anunció que crearía la nueva secretaría. Las reacciones no se hicieron esperar y se advirtió que no representaba una solución a los problemas del ámbito cultural.

A un año, está pendiente la publicación en el Diario Oficial de la Federación de su reglamento interno y su nueva estructura, aunque se sabe que esa secretaría de Estado contempla la creación de dos subsecretarías y una oficialía mayor.

Por ahora se mantiene prácticamente la misma organización del desaparecido Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), aunque se le incorporaron el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM).

Las tareas que desarrollaba el Conaculta no se han interrumpido, destaca el Informe.

Y no faltan las cifras, aunque algunas hacen referencia a todo lo que va del sexenio, por ejemplo, la atención, entre 2013 y 2016, de 360.8 millones de personas, con la realización de 2.6 millones de actividades artísticas y culturales. También resalta el incremento al presupuesto, que alcanzó 55 mil 284.7 millones de pesos para el mismo periodo.

Asimismo, algunas acciones realizadas por la nueva dependencia se combinan con las realizadas por el desaparecido Conaculta, como la entrega de 22 títulos y 3 mil 46 ejemplares a la Red Nacional de Bibliotecas, para fomentar la lectura sobre la igualdad de género y la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Dentro del programa Cultura para la Armonía, que constituye uno de los ejes fundamentales de la actual política cultural, con la pretensión de contribuir a la disminución de la violencia y generar cohesión social, se informa que se realizaron mil 78 acciones culturales comunitarias en beneficio de 192 mil 213 personas. No se señala cuál ha sido el impacto real en la disminución de la violencia.

Se habla de las exposiciones internacionales que llegaron a México, como Río Congó y Los Parques de Noguchi, Vanguardia rusa. El Vértigo del  futuro, así como de las que México llevó a otros países, entre ellas Frida Kahlo: Conexiones de mujeres surrealistas en México.

Se menciona también la celebración de los 400 años de la muerte de William Shakespeare y Miguel de Cervantes, y se desglosan actividades y programas.

La protección y preservación del patrimonio cultural nacional no distingue las acciones de los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH), de Bellas Artes (INBA) o de las instituciones relacionadas con el desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas. Todo forma parte de un solo capítulo.

Aunque mención aparte, se hace referencia a la inauguración, el pasado 18 de marzo, de la llamada “Experiencia Nocturna” en la Zona Arqueológica de Teotihuacán, que “contribuyó al desarrollo turístico, económico y social de la región”. Se hicieron 44 funciones con 9 mil  970 asistentes.

Igual se mezclan en el fomento al desarrollo cultural las acciones del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes que las del INBA. En materia de Publicaciones se incorporan a la SC las cifras del Fondo de Cultura Económica (FCE) con 560 títulos entre novedades y reimpresiones.

Entre los números se menciona el estreno de 50 películas mexicanas con una asistencia de 14 millones de espectadores; el apoyo a 580 largometrajes y 167 cortometrajes,  y a 32 mil 700 artesanos con un presupuesto de 108.3 millones de pesos.

Por primera vez en un informe presidencial, la cultura abarcó 14 páginas para hablar del nuevo sector cultural.

Load More