En la cárcel, gente pobre

EN LA CARCEL, GENTE POBRE
Señor director:
Los abajo firmantes, presos en la penitenciaría No 1 de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, le pedimos de favor que publique la siguiente carta, donde denunciamos la farsa del proceso jurídico y la descomposición moral de donde vivimos, que denunciamos en una carta que le enviamos al Procurador General de la República quien hace algunos días pidió denuncias de los policías que han violado las garantías individuales
En esa carta se puede ver que cada uno de los policías es un delincuente y la muestra está en que todos están presos o bien con antecedentes personales turbios y que por medio de quién sabe que artes andan libres La mayoría de los policías que nos detuvieron y que además sirvieron de testigos, entre los cuales mencionamos a Humberto Nucamendi Serrano y Romeo Ruiz como algunos de los torturadores, estaban presos, pero salieron libres Las acusaciones que recaen sobre esas personas son de homicidio, asalto a mano armada y privación ilegal de la libertad
Ninguna de las víctimas de estos “celosos guardianes” del orden establecido se atreven a denunciarlos por dos razones: por miedo a seguras represalias y porque sería ponerse a gritar en el desierto Y en estas personas, se basó el Juez que nos sentenció para condenarnos a 16 y 15 años de cárcel; veamos hasta dónde ha caído la justicia mexicana, veamos cuál es su estado de pobreza moral, veamos que la justicia mexicana tiene que apoyarse en lo más bajo, ruin y criminal para poder juzgar a dos supuestos “peligrosos” elementos subversivos que “atentan” contra la seguridad de un estado donde se mata, se explota y se engaña a miles de campesinos indígenas y campesinos pobres que viven en el desempleo, la ignorancia y el hambre crónicos que genera a su vez un alto índice de criminalidad, prostitución y drogadicción, y por último, las cárceles como instrumentos represivos de la burguesía, repletas de gente pobre
Saludamos a todos ustedes por su valerosa actitud en defensa de los derechos humanos (no tipo Carter) y por la libertad de expresión
Atentamente
Ismael Díaz Coutiño
Reynol Díaz Coutiño

Comentarios

Load More