Ombudsman exige replantear combate a delincuencia en Colima

Multiejecución en el municipio de Comala. Foto: Diario de Colima Multiejecución en el municipio de Comala. Foto: Diario de Colima

COLIMA, Col. (apro).- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), Sabino Hermilo Flores Arias, se pronunció a favor del replanteamiento de la estrategia de combate a la inseguridad y la violencia en el estado, porque “no reconocer en un momento dado que algo no se está haciendo bien, dificultaría que a corto plazo se pudieran dar mejores resultados”.

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), las cifras acumuladas de los primeros siete meses de este año —periodo en el que arrancó la administración del gobernador priista José Ignacio Peralta Sánchez— colocaron a Colima en el primer lugar nacional en la tasa de homicidios dolosos y en robos a casas habitación.

El ombudsman estatal refirió que uno de los aspectos más importantes es que todas las acciones emprendidas por las autoridades cuenten con un periodo de evaluación de los resultados, para en su momento realizar los ajustes y acciones necesarios para corregir lo que no se ha hecho bien y reforzar aquello que sí funciona.

En entrevista, señaló que actualmente se vive en Colima “una situación delicada en materia de seguridad”, lo que resulta violatorio del derecho humano a la seguridad de la población.

“La seguridad —expuso Flores Arias— es un derecho humano que tiene fundamento en nuestra Constitución; en contrapartida, es el Estado quien tiene el deber de garantizarnos este derecho humano y en la medida que se dan situaciones que atentan contra ese estándar de tranquilidad, al que yo como ciudadano tengo derecho, se está vulnerando el mismo”.

No obstante, advirtió que “el combate a los hechos que perturban la tranquilidad pública, cuando se está lastimando la seguridad, debe realizarse con un enfoque de derechos humanos, porque no solamente tiene derechos el presunto delincuente, sino también tiene derechos humanos toda la sociedad colimense, y uno de esos derechos es el de la paz, la tranquilidad y la seguridad pública”.

Añadió: “Tampoco se pueden llevar acciones indiscriminadas vulnerando los derechos humanos de los ciudadanos so pretexto de garantizar la seguridad pública; es ahí donde se debe encontrar la ponderación a estos derechos para que con respeto a la dignidad humana se combata la delincuencia”.

El titular de la CDHEC comentó que la situación de inseguridad y violencia en la que se encuentra Colima se puede abordar a partir de dos perspectivas: “Desde las acciones urgentes que se deben realizar para atender la problemática del momento, con la procuración y administración de justicia, pero el otro gran terreno donde se debe trabajar es la prevención, con acciones encaminadas a modificar las circunstancias de fondo que están provocando que se den conductas de esa naturaleza”.

Luego refirió que si bien llaman más la atención los homicidios, secuestros, violaciones y tráfico de armas, existen otras conductas delictivas que también merecen atención, como el robo a casa habitación, lesiones y otros daños, que pudieran tener un origen común, lo que implica trabajar coordinadamente todas las instituciones, para que haya efecto en el cambio de esa realidad.

Sabino Hermilo Flores ejemplificó que se ha asociado el crecimiento de robos a casa habitación con el alza de las adicciones, pues cuando una persona adicta no cuenta con recursos para satisfacer su adicción, a veces recurre a la sustracción de bienes.

Por lo tanto, estimó urgente y necesario atender el problema de las adicciones y que se puedan tomar acciones desde este momento para que se vayan viendo los resultados y que se pueda contar con estrategias efectivas que permitan construir el Colima tranquilo y seguro que merece la población hacia el mediano, largo, pero también a corto plazo.

A juicio de Flores, el combate a la delincuencia es un tema con bastantes aristas, que implica una tarea que no solamente compete a los órganos o a las dependencias públicas, sino a toda la sociedad.

“Es tarea de todos, porque si no se cuenta con el involucramiento de las organizaciones civiles, no habría los mismos resultados, pero también debemos ser conscientes de que esa confianza de la sociedad nos la debemos ganar quienes somos servidores públicos”, concluyó.

Load More