Comunidad gay en Chihuahua responde por la vía jurídica

Marcha gay en Chihuahua. Foto: Especial Marcha gay en Chihuahua. Foto: Especial

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La comunidad lésbico-gay de Chihuahua ha respondido por la vía jurídica a las marchas en defensa de la familia que se han realizado en la entidad, pues consideran que salir a la calle enviarían un mensaje equivocado, ya que las manifestaciones son para luchar por derechos y para que las leyes se cumplan y en este caso eso ya lo tienen ganado.

Sin embargo, la invitación a sumarse a las marchas por parte del clero mexicano genera hostilidad hacia ellos y en el caso del estado de Chihuahua, a partir de que la Arquidiócesis Primada de México lanzó la invitación, la asociación Centro Humanístico de Estudios Relacionados con la Orientación Sexual (CHEROS) ha recibido nueve casos de adolescentes y jóvenes, hombres y mujeres que los han corrido de sus hogares por su condición homosexual.

Hiram González Cruz, consejero de CHEROS, expuso que la mayoría de las víctimas de discriminación en sus hogares son menores de edad, por lo que han solicitado el apoyo de la Procuraduría de la Defensa del Menor, donde los han atendido y en el caso de uno de ellos, su familia lo aceptó de nuevo y ahora cuentan con apoyo psicológico de la organización.

González enfatizó en que los mensajes contra los derechos de las personas homosexuales han exacerbado la fobia contra la comunidad y están dividiendo familias.

Sobre las personas homosexuales expulsadas de sus familias que son mayores de edad, dijo que ha sido más fácil apoyarlos porque generalmente tienen amistades que les brindan espacios para salir adelante, mientras que a los menores les han retirado el pago de colegiaturas en sus escuelas, documentos oficiales como el acta de nacimiento, “les dicen que la familia se los pagó y por lo tanto, si quieren obtenerlas, las paguen ellos mismos”.

Otro caso que atendieron es el de una adolescente de 12 años en un municipio del noroeste de la entidad, a quien su mamá la corrió de la casa por ser lesbiana. La señora practica una religión cristiana, “argumentó que ya había entregado a su hija a Dios y está en sus manos”. La adolescente es atendida por CHEROS.

Hiram González dijo que la primera denuncia que presentaron como parte del movimiento México Igualitario, fue ante la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos en contra de la Arquidiócesis Primada de México y el semanario Desde la Fe, por violar los artículos 130 de la Constitución Mexicana, por oponerse a las leyes del país y el 9 de la Ley de Asociaciones Religiosas, por no conducirse conforme a los derechos humanos.

La segunda denuncia fue la semana pasada contra la Diócesis de Juárez ante ante el gobernador César Horacio Duarte Jáquez, porque además de apoyar en la convocatoria de la marcha del Frente por la Familia, el obispo José Guadalupe Torres Campos envió un oficio el 25 de agosto pasado con el siguiente contenido:

“Exhorto encarecidamente a todos los sacerdotes a promover estos eventos en sus comunidades, como un signo de comunión y de unidad diocesana. Que Dios bendiga esta iniciativa por la Familia y los Migrantes, y que la Virgen de Guadalupe, protectora de los migrantes e itinerantes y reina de nuestras familias, interceda por nuestra diócesis”.

Y esta semana que inicia interpondrán otra denuncia en contra de la Arquidiócesis de Chihuahua y del arzobispo Constancias Miranda Weckmann, con lo que esperan que el gobierno estatal interponga una sanción a la iglesia y de no hacerlo, promoverán amparos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Hiram González argumentó que la comunidad homosexual en Chihuahua decidió dar batalla jurídica para que se sancione a quienes luchan en contra de los sus derechos, porque estos no están puestos a consulta, no se negocian. “Si salimos a marchar, pareciera que salimos a luchar por nuestros derechos y no, porque entonces estarían supeditados a ver quién tiene más votos”.

“Nuestra lucha es en los juzgados, no en las calles, no vamos a caer en el chantaje político, no estamos de acuerdo en que se fomente una cultura de la ilegalidad porque el país goza de la Constitución. El Estado laico debe garantizar sus derechos a cada ciudadano. Las marchas, cuando se hacen, son para que se cumpla la ley, no en contra de derechos de los demás, en contra de la ideología de género, de que no haya educación sexual, para que no haya derechos humanos ni igualdad con las mujeres. Están atentando contra un gran porcentaje de la sociedad, porque el mismo Inegi y la Conapred han reconocido que hay más de 20 tipos de familia”, asentó Hiram González.

Marchan 15 mil en Chihuahua

El Frente Nacional por la Familia reunió a alrededor de 15 mil personas en el parque El Palomar de la ciudad de Chihuahua y una cantidad similar en Ciudad Juárez, que gritaron “¡Sí a la familia, sí al matrimonio natural”, mientras seis jefes de familia -acompañados por sus familias que permanecieron atrás de ellos mientras hablaban-, para defender la familia natural, conformada por madre, padre e hijos.

Erick González Manzano, vocero del Frente Nacional por la Familia, explicó que los dos objetivos que tienen las marchas o concentraciones en el país, son promover la reforma al artículo 4o, que presentó al iniciar el año el Consejo Mexicano de la Familia para “poner candados al matrimonio, que sea sólo entre hombre y mujer y que conlleva la adopción entre parejas homosexuales, pero lo que más les preocupa es defender el derecho de los padres a educar a sus hijos y de los niños a tener papá y mamá, por lo que rechazan la iniciativa del presidente Peña Nieto, presentada en mayo pasado, porque además del matrimonio igualitario y la adopción, incluye la ideología de género que implementarían en las escuelas, desde el jardín de niños.

Las asociaciones que participaron en Chihuahua son Familia Unida, Colegio Everest, Vida y Familia, Iniciativa N, Unión Nacional de Padres de Familia, entre otros y a la marcha acudieron personajes panistas y priístas de la entidad, con sus respectivas familias y vestidos de blanco, como el resto de los asistentes.

Manzano explicó que el Estado debería promover la adopción para que todos los niños que no tienen padres, sean educados por una mamá y un papá, mientras que las madres o padres solteros, pueden seguir en esa condición porque no es una situación que como movimiento “pro familia”, puedan controlar, “tiene que ver con factores sociales que se dan”.

El evento fue amenizado por el grupo Añoranza, quien interpretó música regional y posteriormente subió a hablar Gabriel Sánchez, quien advirtió sobre la reforma propuesta por Peña Nieto, porque la familia es la “célula básica de la sociedad, sin la cual ésta no puede estar a sana” e hizo un llamado a los legisladores a no aprobarla.

El exdirigente municipal de Acción Nacional, Luis Raúl Valenzuela, aludió a Fernando Pliego, del Instituto de Investigaciones Social de la UNAM, para destacar que entre los beneficios de crecer en una familia con papá y mamá están la disminución de los riesgos de violación, alcoholismo, drogadicción en los hijos, así como que el índice de éxito en sus estudios y en su vida profesional es mayor.

Insistió en que no buscan ofender a nadie, porque respetan la dignidad de cada persona independientemente de su forma de vivir y de convivir, porque son seres humanos y “hay un lazo fundamental que nos hermana”.

José Medrano, el segundo orador que subió con su familia, hizo énfasis en la reforma presidencial a favor de la ideología de género que, considera, es una violación a los principios fundamentales de la Constitución Mexicana y adviritó que ya está en marcha el ataque contra la familia natural. “Porque en realidad, lo que hay detrás de las uniones de personas del mismo sexo es la voluntad de trastornar la sociedad en la que vivimos (…) Podemos decir que estamos viviendo un hecho histórico, no exagero, todos nosotros congregados en este lugar, somos actores de la historia, pues esto es un asunto muy serio y pronto se dará cuenta hasta qué punto es su gravedad”.

Comunidad menonita, contra matrimonios igualitarios

Unos días antes de la Cruzada a favor de la familia, cientos de personas se congregaron en el teatro de ciudad Cuauhtémoc, con autoridades municipales y legisladores locales y federales, para pedirles que no aprueben la iniciativa del presidente Peña Nieto.

Los asistentes fueron llamados por la Alianza de pastores cristianos de Cuauhtémoc, la mayoría de la comunidad menonitas, que encabeza David Mendoza, quien manifestó la preocupación de las iglesias por la reforma que “lesiona a la familia”.

En el evento estuvieron presentes los pastores de la comunidad, así como el alcalde de Cuauhtémoc, Heliodoro Juárez, quien es pastor de una de las religiones; Severo Trujano, suplente del diputado local Humberto Pérez Mendoza; el diputado federal Alex Lebarón, así como un representante del senador Patricio Martínez García y el diputado local electo, Francisco Javier Malaxecheverría González.

David Mendoza expuso la inquietud de los asistentes, mientras que Alex Lebarón y Heliodoro Juárez se pronunciaron a favor de las personas cristianas y destacaron la necesidad de defender a la familia natural. Heliodoro Juárez disertó a favor del “matrimonio natural” desde la perspectiva jurídica y social.

Lebarón dijo que la inercia en defensa de la familia “se está dando” y consideró un honor que le toque a él presenciar ese momento histórico porque puede incidir en la decisión desde la Cámara de Diputados, ya que él representa al Distrito 7, que incluye Cuauhtémoc y la mayoría de los campos menonitas.

El diputado federal indicó que la negativa contra la reforma de Peña Nieto se presenta principalmente en el norte del país, ya que de aprobar la iniciativa presidencial, la consecuencia sería “una situación de vulnerabilidad jurídica, ética e institucional para la figura del matrimonio, aunque vivimos en un mundo y un México más diverso, participativo e incluyente, debe haber respeto recíproco (…) la diversidad en las preferencias sexuales de las personas, debe ser respetada, no discriminada, no señalada, pero también estas personas deben respetar a los que no son como ellos, y aunque se deben proteger sus derechos, no se deben desproteger los de la mayoría, ni se debe imponer una ideología o tendencia la mayoría”.

Agregó:”Es por eso que debemos salir a defender las familias, nuestros hijos y cómo los educamos. Convoquemos con inclusión, orden y pacíficamente, a la sociedad civil, de todas las religiones, razas, colores partidistas, para salir a manifestar y expresarse en defensa de la familia. Que se escuche un mensaje claro y contundente dirigido al poder Ejecutivo, Legislativo y sobre todo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación: que las mayorías tenemos voz y principios que defenderemos con todo y contra todo”.

Comentarios

Load More