Pide Sicilia a EPN intervenir para revocar mandato de Graco Ramírez

Javier Sicilia. Foto: Raúl Pérez Javier Sicilia. Foto: Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante el incremento grave de violaciones a derechos humanos y de feminicidios en la entidad, el vocero del Frente Amplio Morelense (FAM), Javier Sicilia, exigió la intervención del gobierno de Enrique Peña Nieto para revocar el mandato de Graco Ramírez como gobernador de Morelos, llevarlo a juicio político y alentar la creación de un “gobierno de reconciliación”.

En rueda de prensa para recordar que el FAM organiza una consulta ciudadana para someter a consideración la revocación del mandato de Ramírez, “aunque no sea vinculante”, el poeta fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) explicó que existe una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobernación (Segob), a través del subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa Cifrián, para documentar “la ingobernabilidad que hay en el estado y tener próximamente una reunión con Osorio Chong”.

El activista llamó al titular de la Segob a “mediar con el Congreso y hacerle un llamado perentorio y público al gobernador”, y como prueba de la grave situación de la entidad, destacó que “Graco tiene sitiada la plaza de armas y el palacio de gobierno, como si fueran de su propiedad, la plaza central la tiene secuestrada, eso significa el tamaño del miedo que tiene a la reprobación ciudadana”.

Luego insistió en que “si esto no hace intervenir a Gobernación para presionar a quien debe presionar o abrir el diálogo perentorio para limitar a Graco o para destituirlo, que es lo que queremos y lo que pretende el FAM, estará caminando del lado incorrecto, no del lado de los ciudadanos, sino del lado de un gobernador que no es digno ya de gobernar un estado”.

Sicilia señaló que durante los cuatro años de gobierno de Graco Ramírez, “las quejas ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos se han incrementado en más de 100% respecto de las que se presentaron en la administración de Marco Antonio Adame Castillo, gestión que fue considerada de las más omisas en seguridad y en respeto a los derechos humanos”.

Mientras en el gobierno del panista se formularon 535 quejas, con el perredista “sólo en el periodo del Mando Único (2014 y 2015) aumentó a mil 96”, y de esta última cifra, el año pasado 483 correspondieron a denuncias por abusos del Mando Único, entre ellas “93 por detenciones arbitrarias, 54 por lesiones, 21 por robo y 17 por tortura”.

Al destacar que la tortura está considerada “crimen de lesa humanidad”, Sicilia consideró relevante que antes de la presente administración “nunca en la historia de Morelos se había abierto una carpeta de investigación por ese delito”.

La violencia e inseguridad que vive Morelos sigue cobrando víctimas femeninas, a pesar de que desde el año pasado la Segob emitió la Alerta de Violencia de Género (AVG) para 8 de 33 municipios, con 15 recomendaciones.

Con base en información de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), organización que solicitó la AVG, Sicilia advirtió que debido a declaraciones como las del secretario de Gobierno, Matías Quiroz, de que las mujeres desaparecidas “se van con el novio”, entre julio de 2013 y julio pasado se han registrado 156 feminicidos, de los cuales sólo dos han recibido sentencia.

Otros temas de preocupación por la situación de la entidad se refieren al incremento del desempleo, con una tasa de 47%, en tanto que se “ha convertido en uno de los siete estados para la explotación y esclavitud sexual.

De igual manera, para Sicilia resultan preocupantes las medidas políticas que ha tomado Graco Ramírez al derogar “de la Constitución del estado el Consejo de Participación Ciudadana, la revocación del mandato y acotado los mecanismos de participación a momentos electorales”.

Apuntó que a lo anterior se suma una “política de guerra de baja de intensidad, que se refleja en denostar a los personajes públicos que expresan la inconformidad del pueblo de Morelos, y por otro lado ensuciar la figura del rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Rivera Jiménez, con la finalidad de reducir un problema gravísimo de violaciones de derechos humanos a un conflicto con el rector, con la universidad, es decir, una cortina de humo”.

En ese sentido, Sicilia puntualizó que a situaciones graves como las fosas de Tetelcingo, en Cuautla, donde se recuperaron más de un centenar de cadáveres, la estrategia de Ramírez Garrido ha sido tratar de desviar la atención denostando al propio Sicilia, al rector de la universidad y a quienes han denunciado los hechos, “y que no quitamos el dedo del renglón de la violentación de su gobierno a los derechos humanos y de la ausencia de seguridad en el estado”.

También recordó que luego de que denunció que fue víctima de una golpiza por parte de elementos del Mando Único, el 29 de agosto, el gobernador “divulgó no sólo un parte falso”, sino la dirección del poeta y el nombre de su esposa, poniéndolos “en riesgo, eso es un acto criminal e irresponsable”.

Al señalar que el FAM continuará organizando la consulta popular para demostrar la animadversión ciudadana hacia Ramírez, Sicilia puntualizó que lo que busca la organización civil es la salida del gobernador, “su juicio político y la creación de un gobierno de reconciliación”.

Comentarios

Load More