Pide PRI mayor eficiencia en recaudación y transparencia en la carga tributaria

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al tiempo que organizaciones sociales exhibían al gobierno de Enrique Peña Nieto por haber “condonado” impuestos por 188 mil millones de pesos a personas físicas y morales –dato conocido por el Poder Legislativo–, el coordinador de los diputados priistas, César Camacho, advirtió que demandaría al gobierno federal “mayor eficiencia en la recaudación y que la carga tributaria sea lo más horizontal posible”.

Ayer, la organización Fundar dio a conocer que en los primeros cuatro años del sexenio de Peña se han dejado de cobrar 188 mil millones de pesos por concepto de cancelación de créditos fiscales, lo que benefició a 16 mil 832 personas físicas y morales.

Dichas cancelaciones aparecen año con año en la revisión de la cuenta pública federal que realiza la Auditoría Superior de la Federación, órgano auxiliar del Poder Legislativo, que entrega el documento final a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados. Por esta razón los diputados siempre han estado enterados de los impuestos que se cancelan por parte del Sistema de Administración Tributaria.

Este miércoles, cuando se le preguntó al coordinador de la fracción mayoritaria en San Lázaro, el mexiquense César Camacho Quiroz, si buscarán un ajuste al presupuesto enviado por el gobierno federal –que contempla un recorte de 250 mil millones de pesos–, respondió vehemente:

“Con enorme sentido de responsabilidad y poniendo énfasis en la orientación social del presupuesto… le vamos a pedir al gobierno mayor eficiencia en la recaudación, hacer que la carga tributaria sea lo más horizontal posible y mantener una posición firme, que ha postulado el PRI desde hace mucho tiempo, de no crear nuevos impuestos ni aumentar los que existen”.

Minutos antes articuló su discurso en la necesidad del pueblo. “Hoy más que nunca –dijo– requerimos que el dinero del pueblo, de la comunidad, tenga buen destino. Requerimos ahondar en todo el sistema de transparencia, de rendición de cuentas, y que éste se dé a través de instancias de la Cámara. No sólo se debe revisar el destino del gasto público cuando concluya el ejercicio fiscal, sino que se tiene que hacer durante el propio ejercicio fiscal en una actitud de responsabilidad y acompañamiento institucional”.

Pero lo cierto es que nunca, durante el ejercicio fiscal, ni al final de éste, el PRI ha cuestionado la condonación de los millonarios impuestos a las grandes empresas o personas físicas.

Camacho Quiroz también aseguró que durante la revisión del presupuesto se evitará “un manejo faccioso”, es decir, no habrá un manejo político en contra de gobiernos encabezados por la oposición.

“Ningún estado tendrá un tratamiento discrecional derivado de la filiación política del gobernador; y como la asignación de participaciones y de aportaciones son resultado de fórmulas aritméticas, aquí no hay nada que, o no hay espacio para la suspicacia, para la sospecha, sobre el manejo faccioso de algo tan delicado como el presupuesto”.

Lo que sí es importante, añadió, es que todos los estados y los municipios tienen que hacer un esfuerzo superior por recaudar, por ejercer sus potestades tributarias, porque es común que se atengan al presupuesto que el gobierno de la República les asigna. Pero nunca hizo referencia a lo que el gobierno de la República “condona” a grandes empresarios.

Comentarios