Proceso TV – Mancera, una candidatura que se esfuma

En la segunda mitad de su gestión, sin tener las riendas de la Ciudad de México y sin terminar de posicionarse como una figura política de alcance nacional –suma dos derrotas políticas al hilo y carga con los peores índices de aprobación de sus gobernados– Miguel Ángel Mancera sigue con la mirada puesta en el 2018.

Dos días después de la elección de la Asamblea Constituyente –en la que se registró 71% de abstencionismo –la más alta desde que la izquierda es gobierno– y el PRD, que lo llevó al poder, repitió los resultados adversos de 2015—, el mandatario capitalino aseguró que para las elecciones presidenciales “por supuesto que creo que puede haber un movimiento importante”.

Comentarios