Se dice líder del PRI víctima de campaña de desprestigio (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Enrique Ochoa Reza, el actual presidente nacional del PRI y exdirector de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se presentó como víctima de una campaña de desprestigio que pretende “intimidarlo” y “detenerlo” en medio de su cruzada anticorrupción.

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI difundió esta tarde un enlace hacia un video de Ochoa Reza, en el que el líder de ese partido califica de “historia falsa” la investigación que realizó la alianza Méxicoleaks sobre la liquidación millonaria e indebida que cobró en agosto pasado, a raíz de su renuncia a la dirección general de la empresa productiva del Estado.

En el video, Ochoa Reza aparece sonriente, vistiendo una camisa blanca con las insignias del PRI. Retoma los argumentos que expuso en entrevista con integrantes de la alianza el jueves pasado: sostiene que su finiquito fue “conforme a lo que marca la ley y los manuales internos de la empresa que llevan vigentes más de 15 años”, y fue similar al que recibieron los directores anteriores a su encargo. “No recibí trato preferencial alguno”, afirma.

Y asevera: “A los que tratan de detenernos les digo: en lugar de filtrar documentos para contar una historia falsa, los reto a que den la cara y a que debatamos sobre cómo vamos a resolver sobre los temas de corrupción y la impunidad. Por el bien de México, no nos vamos a detener, ni nos vamos a dejar intimidar”.

Con base en documentos filtrados de manera anónima a través de la plataforma Méxicoleaks, los integrantes de la alianza –Proceso, Animal Político, Aristegui Noticias, Másde131, PieDePágina y PODER– corroboraron que el finiquito de un millón 206 mil 271 pesos fue cinco veces mayor al que le correspondía a Ochoa Reza, según la propia normatividad interna de la CFE.

En el video, Ochoa Reza asevera: “En política no hay casualidades. Cuatro (sic) medios de comunicación simultáneamente recibieron documentos filtrados que intentan cuestionar el pago de mi finiquito tras separarme de la dirección general de la CFE; lo hacen justo un día antes de que la Comisión de Justicia Partidaria del PRI sesione para revisar la actuación de diversos militantes del partido señalados por actos de corrupción”.

Dice: “Inicié una lucha frontal contra la corrupción y la impunidad en todo el país, sabiendo que esa tarea no sería fácil. Sé que hay muchos intereses de por medio que estamos afectando y a muchos políticos que van a intentar detenernos”, asegura en la grabación.

“Luis Donaldo Colosio decía una frase, cuando veía ataques filtrados en la prensa, como los que hoy aparecen. ¿Por qué ahora? ¿De parte de quién? Ante estos ataques y los que vienen hacia adelante, les digo con todo respeto y con toda claridad: no nos vamos a detener”, advirtió.

Más temprano, la CFE emitió un boletín en el cual aseveró que la liquidación de Ochoa Reza “se realizó en estricto apego a la normatividad vigente de esta empresa productiva del Estado desde 2002”, y rechazó “absolutamente” que el proceso de licitación haya sido “indebido”.

De acuerdo con la investigación de la alianza Méxicoleaks, la CFE debió otorgar a Ochoa Reza la liquidación correspondiente a una separación voluntaria, que en su caso se elevaría a 48.49 salarios diario, es decir, 231 mil 118 pesos netos.

Sin embargo, la empresa productiva del Estado le pagó un finiquito de un millón 206 mil 271 pesos, equivalente a 253 salarios diarios.

Comentarios