Vigilará la CNDH fronteras Norte y Sur ante incremento de migrantes de África y Haití

Una migrante hondureña con su hija en Reforma de Pineda, Chiapas, rumbo a Estados Unidos. Foto: AP / Rebecca Blackwell Una migrante hondureña con su hija en Reforma de Pineda, Chiapas, rumbo a Estados Unidos. Foto: AP / Rebecca Blackwell

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La afluencia de migrantes provenientes de África a y Haití que pasan por México en su intento por entrar a Estados Unidos, se ha incrementado. Sólo este año 13 mil personas de esas nacionalidades han llegado a México por la frontera sur por lo que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos decidió realizar una observación en las fronteras mexicanas a fin de verificar que se respeten sus garantías individuales.

En un comunicado, el organismo indicó que consideró esencial y oportuno observar in situ la problemática migratoria en los cruces fronterizos de Tapachula, Chiapas, y Tijuana, Baja California ante el aumento del fenómeno migratorio.

Según el organismo solo en agosto y septiembre se contabilizaron cerca de cuatro mil personas de ambos géneros, entre adultos y menores de edad, lo que ha provocado un incremento en la actividad a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM) que en promedio concede unos 300 oficios de salida al día.

Dichos oficios tienen una vigencia de 20 días naturales y permite a los migrantes trasladarse vía aérea o terrestre hasta Tijuana sin necesidad de alojarse en la Estación Migratoria Siglo XXI en Tapachula cuya capacidad sería rebasada ante la población migrante de estas y otras nacionalidades.

La entrega de los oficios de salida tarda en promedio 10 o 15 días, por lo que en ese lapso los migrantes se alojan en hoteles o rentan casas.

De acuerdo con la CNDH los migrantes africanos y haitianos se han caracterizado por ser pacíficos, por lo que consideró que la sociedad de Tapachula que ha expresado inquietudes debe considerar esa situación, aunado a que “este grupo de personas provoca una derrama económica importante en su paso por esta ciudad2.

En el caso de Tijuana y Mexicali, la CNDH advirtió que existen “otras realidades más complejas” para la misma población migrante en su espera de ingresar a Estados Unidos, debido a que pretenden ingresar a ese país mediante una petición de asilo y las autoridades estadunidense sólo le dan entrada a menos de 100 personas al día de los 300 que llegan de Tapachula.

Ello, abundó la CNDH, “provoca un excedente de alrededor de 200 personas que se irán acumulando” y propicia que las autoridades de los tres niveles de gobierno, la sociedad civil organizada y los albergues tengan que realizar esfuerzos extraordinarios en conjunto para poder mitigar los problemas derivado del incremento de personas migrantes en espera.

El organismo destacó que a la fecha no se cuenta con información que permita a las autoridades mexicanas prever si la problemática se acentuará en el futuro en este cruce fronterizo.

“De ser así, se estaría ante circunstancias que podrían considerarse de cuidado en virtud de la concentración poblacional actual de migrantes”, advirtió la CNDH.

Por ello el organismo indicó que estará atento al desarrollo de la situación y dará seguimiento puntual a las medidas cautelares que emitió el pasado 15 de septiembre, dirigidas al INM, al gobierno estatal y al Ayuntamiento de Tijuana para evitar que pudiesen ser vulnerados los derechos humanos de los migrante en materias como alimentación, alojamiento digno, atención médica y psicológica, y seguridad

Añadió que en el ejercicio de sus facultades, emprenderá las acciones que se requieran para garantizar el respeto a los derechos humanos de los migrantes.

“Por lo pronto, las Oficinas Foráneas de la Comisión Nacional con sede en Tapachula y Tijuana mantendrán una cotidiana y estricta supervisión de los acontecimientos en las fronteras sur y norte de México”, subrayó el orgenismo.

Load More