Asesinos de 2 normalistas de Ayotzinapa eran “delincuentes comunes”: fiscal

Uno de los normalistas asesinado en un asalto es despedido de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Foto: José Luis de la Cruz Uno de los normalistas asesinado en un asalto es despedido de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Foto: José Luis de la Cruz

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez, afirmó que “delincuentes comunes” fueron los actores materiales del crimen de cuatro personas, entre ellas dos normalistas de Ayotzinapa.

Y para sustentar su hipótesis, el funcionario estatal aseguró que los presuntos delincuentes utilizaron armas de bajo calibre.

El fiscal declaró lo anterior durante una conferencia de prensa realizada en la residencia oficial Casa Guerrero, en esta capital, casi 24 horas después de los hechos violentos registrados ayer sobre la carretera Chilpancingo-Tixtla.

Por su parte, el vocero del gobierno estatal, Roberto Álvarez Heredia, intentó explicar con la lectura de un comunicado la mecánica del múltiple homicidio que, sostuvo, fue cometido por una misma banda delictiva en dos momentos.

Destacó que el móvil de los cuatro crímenes fue “el robo” de pasajeros del servicio público de transporte público, debido a que los agresores abordaron una unidad de transporte de la ruta Chilpancingo-Tixtla, donde viajaban dos estudiantes de la normal de Ayotzinapa, y en el trayecto ordenaron al chofer detener el vehículo, luego de lo cual atracaron a los pasajeros.

Previamente el vocero dijo que los presuntos delincuentes dispararon “al aire” como “medida de intimidación”, a pesar de que se desplazaban en un vehículo cerrado tipo vagoneta. Luego exigieron a los pasajeros que descendieran de la unidad y los despojaron de sus pertenencias.

Según Álvarez Heredia, los dos normalistas de Ayotzinapa “se opusieron” al robo y por ello los ejecutaron. En la misma acción, los atacantes hirieron a un tercer pasajero, quien más tarde murió por la gravedad de las lesiones.

El vocero dijo que los agresores se encontraban en estado de ebriedad y bajo los influjos de estupefacientes, porque luego de ese asalto trataron de detener un vehículo que se dirigía a Tixtla, y al no acatar la orden le dispararon al conductor.

Minutos después intentaron interceptar otro vehículo de transporte público que se dirigía de Tixtla a Chilpancingo, y como tampoco se detuvo, le dispararon, dejando herido a un menor de edad que viajaba como pasajero y al chofer de la unidad.

No conformes con eso, los agresores trataron de detener una camioneta marca Nissan, propiedad de una empresa comercial, y le dispararon al conductor que también resultó herido.

Y al no poder detener un vehículo para escapar, dijo, huyeron corriendo hacia Chilpancingo con el botín en sus manos, en un trayecto de más de cuatro kilómetros de la vía federal, hasta llegar a la colonia Nueva Revolución, ubicada al oriente de esta capital.

En ese lugar, apuntó Álvarez, los agresores interceptaron otro vehículo del transporte público local y ejecutaron al chofer.
Los criminales se apoderaron de otro auto, en este caso particular, en el que finalmente huyeron “con rumbo desconocido”, concluyó el vocero.

En su lectura, el funcionario estatal no especificó el número total de heridos durante los hechos violentos que volvieron a enlutar a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y los hogares de otras dos familias de la entidad.

Comentarios

Load More