Confirman altos niveles de radiactividad en agua de La Cantera

SAN JOSÉ ITURBIDE, Gto. (apro).- La UNAM confirmó que el agua que consumen los habitantes de la comunidad La Cantera en este municipio presenta niveles de radiactividad cuatro veces por encima de lo normal, además de que se encontró también actividad radiactiva en suelo, aire y en el interior de las viviendas de los pobladores.

La presencia elevada del gas radón fue detectada en un radio de tres kilómetros de la comunidad.

La institución dio a conocer los resultados de los estudios efectuados por un equipo científico multidisciplinario, realizados luego de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno del estado rechazaran los primeros análisis efectuados a instancias de investigadores de la propia UNAM y de pobladores de La Cantera, tras presentarse casos de muerte infantil y en adultos por ciertos tipos de cáncer, situación que alertó a los habitantes.

Esta confirmación se dio a conocer este miércoles, casi un año después de que los investigadores Marcos Adrián Ortega y Gerardo Carrasco advirtieran sobre niveles elevados de radiactividad en el agua por la presencia del gas radón, luego de efectuar algunos estudios solicitados por la asociación civil Mayoye Angelitos Guerreros.

Ambos científicos explicaron en distintas reuniones los resultados de pruebas de laboratorio a habitantes de la comunidad, al alcalde del Partido Verde César Rodríguez, al gerente estatal de la Conagua Humberto Navarro de Alba, así como a funcionarios de la Secretaría de Salud y otras dependencias del gobierno estatal, que rechazaron los resultados.

Incluso, a fines del año pasado el pozo fue clausurado temporalmente, pero después por orden de la Conagua se reabrió, argumentando el gerente Navarro de Alba que se habían mandado hacer otras pruebas de laboratorio que descartaron la radiactividad fuera de los parámetros mínimos.

A partir de esto fue que se determinó integrar un equipo multidisciplinario coordinado por la UNAM, en el que participaron expertos del Instituto de Física, de Ciencias Naturales, de Ciencias del Mar y Limnología, así como del propio Centro de Geociencias –al que pertenece el investigador Marcos Adrián Ortega, estudioso de las condiciones del agua en las cuencas de la región norte de la entidad.

“Según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), el radón es un cancerígeno. En agua para consumo humano puede causar leucemia, daño al ADN, aberraciones cromosómicas, mutaciones genéticas, cáncer de pulmón por inhalación y cáncer de estómago por ingestión”, expuso la UNAM en el reporte de estos resultados.

Los expertos encontraron que las dosis de radiación ambiental en lugares próximos a La Cantera “son superiores al límite máximo reportado por el Comité Científico de las Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica (UNSCEAR) para México”.
Además, este indicador puede también apuntar a la presencia de uranio y torio en concentraciones elevadas en la zona.

Por ello, los especialistas están preparando nuevos análisis de muestras de rocas y suelo para descartar o confirmar esta hipótesis.

La presencia de estos radioisótopos disueltos en el agua obedecería a la sobreexplotación del acuífero, según estudios que durante más de una década han realizado también los expertos del Centro de Geociencias de la UNAM.

Al dar a conocer estos resultados, Marcos Adrián Ortega informó que las recomendaciones de la UNAM son almacenar el agua en tanques elevados con sistemas de aireación antes de distribuirla para el consumo humano y en las tomas domiciliarias; usar tinacos con sistema de venteo en las casas; ambas medidas contribuirán a que el gas radón escape a la atmósfera.

También pidió que se forme un equipo de monitoreo a corto y mediano plazos para revisar la condiciones que se vayan presentando en la zona y entre los pobladores, por el impacto de las dosis de radón.

Comentarios

Load More