Ataque explosivo del Estado Islámico deja al menos 20 muertos en Siria

Una víctima de la explosión en Siria. Foto: AP / Syrian Civil Defense White Helmets Una víctima de la explosión en Siria. Foto: AP / Syrian Civil Defense White Helmets

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al menos 20 personas murieron por una explosión en Atmeh, una localidad en el noroeste de Siria, junto a la frontera con Turquía, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El ataque fue reivindicado por el grupo extremista Estado Islámico (EI).

De acuerdo con un despacho informativo de la agencia AP, el atentado refleja la complejidad del conflicto sirio, donde la guerra civil entre las fuerzas del presidente Bashar Assad y rebeldes que intentan derrocarlo, se libra al mismo tiempo que una insurgencia y una guerra internacional contra el grupo radical EI.

El Observatorio Sirio con sede en Gran Bretaña, que monitorea el conflicto a través de una red de activistas sobre el terreno, señaló que un atacante suicida hizo explotar su cinturón bomba en Atmeh.

Sin embargo, otro grupo (Comités de Coordinación Local) dijo que la detonación fue por una bolsa llena de explosivos en el lado sirio de un puesto fronterizos. Los comités informaron de 35 muertos, incluidos dos destacados funcionarios judiciales de la oposición.

Según el Observatorio, los muertos eran rebeldes sirios con apoyo turco que habían combatido desde agosto junto a unidades turcas contra el grupo extremista.

Un video grabado por un aficionado y subido a internet mostraba a unos 18 hombres muertos en el suelo ante lo que parecía ser una clínica. Algunas de las víctimas llevaban uniformes militares. El video parecía auténtico y coincidía con otra información de AP sobre el suceso.

En su comunicado de reivindicación, la agencia de noticias Aamaq, vinculada al grupo terrorista, destacó que un conductor suicida había atacado a una caravana de rebeldes en el lado sirio de un paso fronterizo en Athmeh.

El viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, describió la explosión como un “ataque inhumano”, y añadió que “aquellos que cometieron esto, efectuaron un crimen contra la humanidad”.

El ataque se produjo durante un “cambio de guardia” de las tropas respaldadas por Turquía en un asentamiento de refugiados, indicó la agencia estatal turca Anadolu.

El pasado 24 de agosto, Turquía envió tanques a Siria dentro de su operación Escudo del Éufrates, que pretende expulsar a milicianos del EI y detener el avance de fuerzas curdas sirias, a las que Ankara considera aliadas de las milicias curdas ilegalizadas en Turquía y que libran una insurgencia en su país desde hace 30 años.

Load More