Absuelven a presidente de Grupo México por demanda de fondo inglés Infund LLP

Germán Larrea, presidente de Grupo México. Foto: Especial Germán Larrea, presidente de Grupo México. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Gabriela Ortiz González, jueza Sexta de Distrito en Materia Civil, absolvió hoy al empresario Germán Larrea de la demanda del fondo de inversión inglés Infund LLP que reclamaba la entrega de 64.9 millones de acciones de Grupo México.

La jueza resolvió que el fondo Infund LLP no probó la existencia de un contrato de comisión mercantil que obligaba a Larrea a entregarle las acciones serie B de Grupo México, una de las corporaciones más grandes del país.

El caso Infund vs Larrea comprende una maraña de acciones que se remontan a 2003 y que combinan operaciones financieras con mediación del Banco Inbursa, un proceso mercantil, uno laboral y otro penal.

El valor actual de las acciones en el mercado es de tres mil 95 millones de pesos y solo representan 0.8% de las acciones serie B de Grupo México en circulación.

Sin embargo en 2015 Infund sostuvo que su valor real es de más de dos mil millones de dólares, considerando los dividendos y diluciones accionarios generados desde 2003, fecha de la operación con Larrea, cuando las acciones equivalían a 8% del valor de la empresa.

“No está acreditada plenamente la comisión mercantil que la actora afirmó se celebró en forma verbal y expresa el 17 de octubre de 2003, y por tanto la acción principal es improcedente”, resolvió la jueza Ortiz González.

A tres años del inicio del litigio, la juzgadora concluyó que sólo existió una serie de operaciones financieras ejecutadas en minutos el 17 de octubre de 2013, en las que Infund participó, pero sin que esté haya probado que aportó 75 millones de dólares para tener derecho a las acciones.

“El hecho de que todo se haya llevado a cabo el mismo día, en una cuestión de nueve minutos, sin la vinculación con un hecho cierto, pleno, de que existiera un adeudo preexistente entre Larrea e Infund, hace inverosímil lo afirmado por Infund en cuanto a que tenía recursos propios para entregarlos a Larrea, y que la entrega de ese dinero haya sido para la adquisición de acciones que Larrea tuviera que entregarle”, precisa sentencia.

Infund, agrega, fue solo un vehículo financiero que obtuvo un crédito para que Larrea ejecutara la compra preferente de acciones a las que tenía derecho luego de un aumento de capital de Grupo México.

Además indico que el crédito de 75 millones de dólares obtenido por Infund fue inmediatamente pagado por Larrea.

Según Infund, Larrea compró las acciones “por cuenta y a nombre” del fondo británico, pero la jueza concluyó no hay documento que acredite tal compromiso.

Pese a la resolución, Infund aún puede apelar ante un tribunal unitario de circuito, cuyo fallo sería revisado por un tribunal colegiado en materia civil. En tal caso, el litigio se prolongará más de un año.

Comentarios

Load More