Entregan cuerpo de joven que fue inhumado hace dos años en fosa clandestina de Tetelcingo

CUAUTLA, Mor. (apro).- El cuerpo de Israel Hernández Torres fue entregado esta mañana a sus familiares, después de más de dos años de haber sido inhumado de manera clandestina en las fosas de Tetelcingo.

El cadáver del joven comerciante –levantado hace más de cuatro años– fue localizado el 20 de agosto de 2012, pero su familia lo recuperó hasta ahora, debido a diversas irregularidades en la investigación.

Los restos de Israel fueron enterrados el 28 de marzo de 2014 –junto con otros 118 cuerpos– en las fosas clandestinas de Tetelcingo, de donde lo exhumaron en junio pasado.

Los procedimientos de identificación realizados por la Procuraduría General de la República (PGR), Policía Federal y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), permitieron identificar el cadáver.

La familia de Israel Hernández lo buscó incansablemente durante cuatro años, hasta que un día su madre, María Félix Torres Peralta, escuchó de las fosas de Tetelcingo y dio seguimiento a todos los actos que se realizaron desde noviembre del año pasado.

Acompañada de Edith Hernández, su hija, participó en reuniones, y en mayo pasado acudió a Tetelcingo, donde fue entrevistada por la prensa.

“Todos los días me levantó pensando en él, pero no encontramos nada. Me daría tranquilidad si estuviera (en las fosas de Tetelcingo) y darle cristiana sepultura, pero hasta ahorita no sabemos nada. Yo sólo les pido a las autoridades (del gobierno de Graco Ramírez) que trabajen bien, que hagan bien su trabajo, porque nosotros hemos ido muchas veces y no nos hacen caso”, dijo entonces.

Esta mañana, acompañada de su esposo, Elías Hernández, y sus tres hijos, acudió al panteón privado Jardines del Recuerdo, donde fue colocado el cadáver de Israel, en junio pasado, luego de ser exhumado de las fosas de Tetelcingo. Ahí, la familia presenció el momento en que el cuerpo era sacado en una canastilla de la gaveta marcada con la letra E y el número 41.

A las 7:30, los peritos preceptores de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), acompañados de varios funcionarios, abrieron los dos candados de la placa metálica que cubre la gaveta, pero antes pidieron a los representantes de los medios de comunicación que se alejaran un poco porque “no sabemos si vayan a salir gases”.

Finalmente abrieron la gaveta, y luego de fotografiar todo introdujeron la canastilla. Justo a las 7:56, cuando el sol apenas despuntaba en el oriente, fue exhumado el cuerpo de Israel.

La familia debió esperar hasta las 12:30 para poder recuperar el cuerpo, ya que un primer momento fue trasladado al Servicio Médico Forense y luego a la FGJ, en esta ciudad.

Tras recibir el cadáver, Edith Hernández, hermana de Israel, pidió a los familiares de las otras víctimas que no se rindan. “Las familias deben seguir buscando a sus familiares. Les pedimos a las autoridades que les hagan caso, que no cancelen las citas programadas, porque es horrible que nadie te haga caso”.

Los restos de Israel serán velados esta noche y luego inhumados en el panteón del poblado de Santa María Ahuacatitlán, al norte de esta capital.

Comentarios