Revela la ONU atrocidades cometidas por el Estado Islámico en Mosul

Desplazados observan en un puesto de control el paso de un convoy del ejército iraquí, al sur de Mosul, Irak. Foto: Marko Drobnjakovic / AP Desplazados observan en un puesto de control el paso de un convoy del ejército iraquí, al sur de Mosul, Irak. Foto: Marko Drobnjakovic / AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reveló que tiene informes sobre las masacres y otras atrocidades cometidas la semana pasada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la norteña ciudad iraquí de Mosul.

En conferencia de prensa en Ginebra, el vocero del Alto Comisionado, Rupert Colville, precisó que las fuerzas iraquíes hallaron 70 cadáveres de civiles en la localidad de Tuloul Nasser, el pasado jueves 20, y tres días después 50 expolicías iraquíes fueron ejecutados por los yihadistas.

En la localidad de Safina, a unos 45 kilómetros al sur de Mosul, el Estado Islámico asesinó a 15 civiles y arrojó sus cadáveres a un río, y otros seis hombres, aparentemente familiares de un líder tribal, fueron atados a un vehículo y arrastrados para intimidar a los habitantes.

Colville también destacó que ha recibido reportes donde se señala que el EI acribilló a balazos a cuatro mujeres y tres niñas, e hirió a cuatro niños sólo porque se retrasaron unos 100 metros cuando estaban siendo reubicados de manera forzosa desde la localidad de Rufeila.

El vocero del Alto Comisionado indicó que estos informes se basan en testimonios de civiles y fuentes en el norte de Irak que la ONU ya había utilizado anteriormente, por lo que la información es preliminar, dado que no ha sido completamente verificada.

Exhortó a las fuerzas del gobierno iraquí y a sus aliados a no tomar represalias con los civiles y que traten a los detenidos del EI de acuerdo con el derecho internacional.

El pasado lunes 17, las fuerzas iraquíes, apoyadas por una coalición liderada por Estados Unidos, lanzaron una gran ofensiva para expulsar a los yihadistas de Mosul, su último bastión en Irak.

Los enfrentamientos se desarrollan en localidades cercanas a la urbe, como Bartala, y a medida que se cierra el cerco militar, las organizaciones humanitarias temen que se produzca un éxodo masivo de refugiados.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se prepara con tiendas de campaña para recibir en los próximos días hasta 150 mil iraquíes que huyan de los combates en Mosul.

Advirtió que la batalla por Mosul podría generar hasta un millón de desplazados y podría disparar una crisis humanitaria sin precedentes en Irak, que ya cuenta con más de tres millones de personas obligadas a abandonar sus casas desde 2014.

Mosul, con alrededor de 1.5 millones de habitantes, se convirtió en la capital de facto del EI desde junio de 2014 y es también su último bastión en Irak, por lo que su pérdida marcaría su derrota efectiva en esa nación.

(Con información de la agencia Notimex)

Load More