CNDH emite recomendación a Astudillo por muerte de indígena amuzga en el parto

Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero. Foto: Octavio Gómez Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, tras acreditar violaciones a derechos humanos a la protección a la salud de una mujer amuzga de 27 años que falleció tras el parto de su hija quien resultó lesionada de un brazo durante el alumbramiento.

El 29 de noviembre de 2014, con 40.7 semanas de gestación, la mujer indígena acudió al Centro de Salud Rural de Población Dispersa luego que presentó un moderado sangrado transvaginal. Tras ser valorada fue remitida al Hospital General de Ometepec, Guerrero.

A las 11:00 horas del mismo día acudió al servicio de urgencias del nosocomio, dependiente de la Secretaría de Salud de Guerrero, donde dos servidores públicos le realizaron valoraciones médicas, a las 11:00 y 16:45 horas. En ambas ocasiones la dieron de alta, únicamente con datos de “alarma obstétrica” y dejaron la cita abierta en ese departamento. Finalmente, en una tercera valoración, a las 19:50 horas, un médico decidió ingresarla al área de tocología.

Por la noche, a las 22:59 horas, la mujer dio a luz una niña, quien sufrió lesión en el brazo derecho a la altura del hombro. Después del parto, la joven madre presentó hemorragia transvaginal originada por un cuadro de placenta increta (cotiledones o restos placentarios adheridos a la pared del útero, que no se desprenden durante el alumbramiento), lo que deterioró su salud.

Cuatro horas después de dar a luz, la joven falleció como consecuencia de “actos y omisiones atribuibles a personal médico del Hospital General de Ometepec”, señaló la CNDH.

En el certificado de defunción se estableció como causa de la muerte: “anemia aguda por hemorragia uterina posparto”.

El caso fue ventilado en medios locales el 1 de diciembre del mismo por lo que la CNDH atrajo el caso y radicó de oficio el expediente de queja CNDH/4/2014/8072/Q.

Tras concluir su investigación, el organismo acreditó “violaciones a derechos humanos a la protección a la salud de la mujer y su recién nacida; a la vida de la agraviada; a una vida libre de violencia obstétrica; de acceso a la información en materia de salud y de integridad personal de la recién nacida, en relación con la obligación de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad en los servicios de salud”.

Por ello emitió la recomendación 46/2016 dirigida al gobernador de Guerrero que contiene 10 puntos, entre ellos el pago de una compensación justa a los familiares de la víctima por compensación del daño ocasionado, y por concepto de rehabilitación, pidió se otorgue atención médica a la recién nacida lesionada a través de un equipo multidisciplinario de especialistas: pediatra, neurólogo, enfermería, trabajo social, terapeutas “y demás que llegara a requerir, para evitar mayores alteraciones y limitaciones físicas”.

Todo ello, subrayó, se proporcionará de manera “gratuita, inmediata y en un lugar accesible para la víctima”, con consentimiento de sus familiares a quienes deberá brindarles información previa “clara y suficiente”, incluyendo los tratamientos que “deberán ser provistos por el tiempo que sea necesario, e incluir los respectivos medicamentos y el transporte de su domicilio al lugar donde se brinde el servicio”.

Debido que la víctima era madre soltera, la recién nacida quedó al cuidado de sus abuelos para quienes la CNDH pidió se les otorgue atención psicológica.

También solicitó realizar un diagnóstico de las necesidades de recursos materiales y humanos, así como una planeación presupuestal para que el Hospital General de Ometepec cuente con infraestructura necesaria para proporcionar atención médica oportuna a los usuarios.

Diseñar e impartir un curso integral de capacitación a todos los servidores adscritos al nosocomio, en materia de derechos humanos, en especial sobre trato digno a las mujeres, niñas y niños, y grupos vulnerables.

Asimismo, que los servidores públicos del hospital adopten medidas de prevención para que los expedientes clínicos estén debidamente integrados, y entreguen copia de certificación y recertificación que tramiten ante los Consejos de Especialidades Médicas.

En caso de que el asunto haya prescrito administrativamente, la CNDH indicó que debe dejarse constancia de su recomendación en el expediente administrativo de las autoridades responsables, y pidió la colaboración de las autoridades para la integración de la indagatoria que se inicie con motivo de la denuncia de hechos que formule ante la Fiscalía General de Guerrero, contra los responsables, así como inscribir a la recién nacida y sus familiares en el Registro Estatal de Víctimas.

Comentarios

Load More