Profeco emite alertas por posibles fallas en vehículos de Ford, VW y Jeep

Tránsito vehicular en la CDMX (archivo). Foto: Germán Canseco Tránsito vehicular en la CDMX (archivo). Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría federal del Consumidor (Profeco) emitió alertas para advertir a propietarios de vehículos Ford, FCA (Jeep) y Volkswagen (VW) de posibles fallas en algunos modelos, por lo que recomendó acudir a cualquier agencia para descartar accidentes.

La primera alerta fue emitida en conjunto con Volkswagen México, e involucra los modelos Passat CC y Tiguan año 2016, donde existe la posibilidad de que se desactive el seguro para niños por un problema en el anclaje del sistema de seguridad de las puertas traseras.

“Si bien no han reportado incidentes por esta falla en nuestro país, Volkswagen México lanzó un llamado a los propietarios de alguna de las 574 unidades que se comercializaron en el país, para prevenir esta condición mediante una inspección y, en su caso, reemplazo del seguro manual para niños”, destacó la Profeco en un comunicado.

La segunda alerta, emitida en conjunto con FCA México –antes Chrysler México–, refiere que se realizó un llamado a revisión de 16 mil 386 vehículos del modelo Jeep Grand Cherokee, años 2014 y 2015.

Estos automóviles están equipados con motor 3.6L o 5.7L, transmisión automática de ocho velocidades y un selector de cambios electrónico, y en este último se detectó una falla que podría ocasionar un desplazamiento inadvertido del vehículo cuando el motor se encuentre encendido, cuando el selector electrónico se encuentre en cualquier opción diferente a “Parking-Estacionamiento” o cuando el freno de estacionamiento no sea aplicado.

FCA México informó a la Profeco que es posible prevenir esta condición mediante la reprogramación del sistema del vehículo. Tampoco en este caso se han reportado incidentes relacionados con esta situación en México.

Por su parte, la empresa Ford México informó a la Profeco sobre el Programa de Seguridad 14S05 destinado a 36 mil 644 vehículos del modelo Escape, años 2008 al 2011, en virtud de que se detectó un fallo en el Sistema de la Dirección Asistida Eléctricamente (EPS) que puede ocasionar que el volante se quede rígido cuando el vehículo está en conducción, aumentando el riesgo de un accidente.

En el caso de estas alertas, como en otras que se han emitido con anterioridad, la Profeco advierte que las revisiones y reparaciones no deben tener ningún costo para los consumidores.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso