PRI y Verde frenan iniciativa de Peña sobre bodas gay

El diputado priista Benjamín Medrano Quezada. Foto: Diputados El diputado priista Benjamín Medrano Quezada. Foto: Diputados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como lo anunció el pasado lunes, PRI y PVEM votaron contra la iniciativa presidencial que busca avalar a escala nacional el matrimonio entre personas del mismo sexo. Ante el azoro de legisladores, dos diputados priistas defendieron la iniciativa; incluso uno de ellos, “con valentía y congruencia”, hizo pública su preferencia sexual.

Guadalupe Acosta Naranjo, diputado del PRD y presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, aclaró que aunque en la comisión hubo 19 votos en contra, ocho a favor y una abstención, “el debate no ha muerto”, y adelantó que antes de concluir el periodo ordinario la comisión reabrirá el tema.

También recordó que un grupo de ciudadanos hizo valer su derecho de “iniciativa popular” hace un par de semanas, y en ella proponen el freno a los matrimonios entre personas del mismo sexo. “El Instituto Nacional Electoral ya nos informó que cuentan el número de firmas que demanda la iniciativa popular, por lo que el siguiente paso es el darles audiencia, lo cual llevará a reabrir el tema”.

Por ello, dijo, este tema “no ha muerto. Sabíamos –añadió– que el PRI votaría en contra en esta comisión, pero ello no cancela la discusión, porque cuando se analice la iniciativa popular, “ahí todo se discutirá, incluyendo las opiniones en contra y las que promueven el matrimonio”.

Al momento de argumentar en contra de la iniciativa presidencial que permite a escala nacional el matrimonio entre personas del mismo sexo, el priista por Querétaro, Braulio Guerra Urbiola, dijo que se trata de un asunto jurídico, se trata de un “tema local”, por lo que aunque se estuviera a favor, jurídicamente es improcedente.

Para sorpresa de muchos, el también legislador por el PRI y originario de Zacatecas, Benjamín Medrano Quezada, expuso que por una parte tiene razón su partido, sin embargo, se está ante la oportunidad de legislar en la materia y ello no se debe dejar pasar.

“No puedo votar en contra de la ampliación de derechos, por principios y por condición, voy a votar en contra de mi partido”, aclaró el zacatecano, quien en ese momento reconoció formar parte de la comunidad gay.

“Soy priista, pero hoy con toda la responsabilidad que lleva mi vida personal, porque soy homosexual, no podría estar en contra de un dictamen por el que se ha luchado por parte de mi comunidad, la comunidad gay, para que tenga estos derechos.

“Quiero ser congruente con mi vida personal y quiero invitar a la congruencia de todos los grupos que hoy participan. No es un asunto fácil poder declarar públicamente la homosexualidad de un diputado y quiero reconocer a mi partido, que en todo momento me ha apoyado, y ojalá respeten mi decisión personal”, expresó el diputado del PRI por Zacatecas.

No obstante, admitió que a partir de ahora no sabría qué pasará con su carrera política al interior de su partido, pero que por congruencia y valentía debió votar en sentido contrario al de sus compañeros.

En su intervención, el perredista Acosta Naranjo dijo que fue una grata sorpresa la postura del priista, a quien calificó como un hombre “valiente”.

La iniciativa presidencial recibió 19 votos en contra, todos de PRI y el Verde; el pasado lunes el vicecoordinador de los priistas, Jorge Carlos Ramírez Marín, dijo que su partido había tomado la decisión de votar en contra y que en ello los acompañaría el Verde.

También reconoció que la propuesta de Enrique Peña Nieto les afectó negativamente en las elecciones pasadas, sobre todo en Aguascalientes, “donde la gente es un poco más conservadora”, y se las cobró votando en contra del PRI y a favor del PAN.

Incluso el PRI impugnó ante el Tribunal Electoral el triunfo del PAN alegando la intromisión del Clero en el proceso al llamar a votar en contra de quienes presuntamente están en contra de la vida y promueven las bodas gay. Sin embargo, el recurso se rechazó quedando en firme la recuperación del gobierno por parte de los panistas.

El voto de los priistas en contra de la iniciativa de Peña Nieto se da luego del encuentro que el titular del Ejecutivo federal sostuvo con parte de la jerarquía católica.

En la Comisión de Puntos Constitucionales, sólo Movimiento Ciudadano (MC), a través de Víctor Sánchez, de Jalisco, se abstuvo de votar. Los votos a favor fueron dos de Morena, con Virgilio Caballero y Rodrigo Abdalá. Del PRD, Acosta Naranjo, Omar Ortega, Ángel Pedraza y Evelyn Parra, en tanto que por el PRI votaron a favor Ivonne Ortega y el zacatecano Benjamín Medrano.

Virgilio Caballero, de Morena, sostuvo que el derecho internacional protege a todas las personas, “basado en la igualdad y en la no discriminación, y por ello no se puede impedir que un grupo de personas, a partir de una condición de determinada orientación sexual, sea privada de los derechos directos e indirectos que produce el contrato civil del matrimonio; la filiación, la seguridad social, los alimentos, la sucesión y la protección del patrimonio familiar, esto es lo que ha resuelto la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

A su vez el PRD, a través de Acosta Naranjo, aclaró al PRI que su argumento legal no es válido, pues incluso en la misma Comisión de Puntos Constitucionales se aprobó el pasado 27 de octubre cambios en materia de registro civil, tema que también es material local.

Los priistas no escucharon los argumentos de la oposición ni los de sus compañeros de partido, Ortega y Medrano y, recurriendo a la mayoría legislativa que hacen junto con el PVEM, echaron atrás la iniciativa presidencial.

Comentarios

Load More