México debe cuidarse del autoritarismo en campañas rumbo al 2018: presidente del INE

Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral. Foto: Especial Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral. Foto: Especial

GUANAJUATO, Gto. (apro).- La campaña presidencial estadunidense que dio el triunfo a Donald Trump “exaltó los peores valores antidemocráticos como la intolerancia, la exclusión y la discriminación” en una disminución de la cultura política que puede ser caldo de cultivo para que germine el autoritarismo y en México se debe tener mucho cuidado de que esto no suceda en el 2018, advirtió el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

“¿Quién tuvo la culpa de que ganara Trump? No hablo de ningún político mexicano”, dijo ante un auditorio que acudió a escuchar su conferencia sobre el voto en el extranjero en el Instituto Electoral del Estado.

“Se despertaron las peores expresiones antidemocráticas que estaban latentes en todas las sociedades del mundo: el miedo al contrario, el miedo al distinto, el instinto de supervivencia que implica la aniquilación del otro. Cuidado”, planteó.

Al referirse a los comicios que dieron el triunfo al empresario representante del Partido Republicano, Córdova Vianello hizo una comparación con regímenes dictatoriales que surgieron de procesos democráticos, como el de Adolfo Hitler en Alemania.

“De ninguna manera estoy diciendo que Trump sea Hitler, a pesar de que en su discurso hay referencias, digámoslo así, a muchos de estos valores que no son los valores culturalmente hablando de la democracia”, quiso matizar Córdova en una conferencia de prensa.

“Lo que hoy estamos viendo después de las elecciones de hace siete días es una sociedad dividida y eso nos debe preocupar a todos”, insistió.

En su argumentación, Córdova expresó que ante los resultados del “terrible martes negro” en el que Trump ganó la Presidencia de Estados Unidos, se hace más necesario que el gobierno mexicano diseñe mecanismos diplomáticos para fortalecer y empoderar a los paisanos residentes en ese país.

Además, lamentó el desinterés que los mexicanos en EU y otros países han mostrado por activar su credencial de elector para participar en los próximos procesos electorales pues, dijo, la credencial de elector sería un documento válido para efectuar trámites oficiales.

Córdova dio a conocer que de febrero a la fecha, cerca de 190 mil mexicanos residentes en el extranjero han efectuado trámite para la credencial de elector, pero aunque ya 122 mil la recibieron, sólo 22 mil personas la han activado.

“Precarización de la cultura política”

El consejero electoral expuso que la tendencia mundial que ha sido marcada por el “no” al acuerdo de paz en Colombia; el Brexit en Gran Bretaña frente a la Unión Europea o la elección de Trump como presidente del país más poderoso del mundo, es un “proceso de precarización de la cultura política”.

“Muchos se negaban a creer y hoy está ocurriendo ante sus narices: hace un año y medio nadie daba un centavo por un outsider (desconocido en la política) millonario excéntrico. Hoy ese señor es el futuro presidente de la nación más poderosa del mundo (así que) en estos temas más nos vale comenzar a reflexionar sobre la base de datos ciertos y verificables y no sobre lo que queremos”, señaló.

Con respecto al 2018, el presidente del INE reconoció no tener un panorama claro sobre el interés de los mexicanos en el extranjero. A la fecha, dijo, tampoco existe una certeza sobre la instrumentación de los mecanismos o tipos de voto electrónico que se empleará para recibir los sufragios de esa comunidad.

“¿Cuántos mexicanos y guanajuatenses van a votar en 2018 en el extranjero? No lo sé, pero no pensemos que van a llegar hordas de mexicanos a votar, porque ni siquiera estoy cierto de que eso es lo que quieren. Lo que como autoridades electorales estamos obligados es a generar todas las condiciones posibles para que los mexicanos que lo deseen puedan votar”, agregó.

Lorenzo Córdova recordó que en las elecciones del 2006 y del 2012 se generaron altas expectativas sobre el voto en el extranjero y los números fueron decepcionantes: mientras en el 2006 se registraron 60 mil personas y votaron 32 mil 600, en el 2012 se anotaron casi 60 mil personas, de las cuales emitieron voto poco más de 40 mil 700.

“Tenemos que empezar a delinear cómo demonios le hacemos para comenzar a empoderar a esa comunidad”, agregó. Luego, subrayó que en lo que respecta al INE, “lo que hemos venido haciendo es no cerrarnos las puertas frente a alguna posibilidad para instrumentar el voto en el extranjero”, lo cual deberá quedar definido en la primera mitad del año próximo, con miras a la elección presidencial del 2018 y las elecciones concurrentes en 17 entidades.

Comentarios

Load More