Flavino Ríos entrega el último informe de Javier Duarte

El gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado. Foto: Yerania Rolón El gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado. Foto: Yerania Rolón

XALAPA, Ver. (apro).- En ausencia de Javier Duarte, prófugo de la justicia, el gobernador interino Flavino Ríos Alvarado presentó este martes el último informe de gobierno, y expuso que en tiempos adversos y de crisis le dio prioridad al saneamiento de las finanzas estatales y el reforzamiento de la seguridad pública.

“Gracias a la coordinación eficaz con el gobierno federal a través de la Marina Armada de México, el Ejército Mexicano, Policía Federal, PGR (Procuraduría General de la República), el Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional) y nuestras fuerzas de seguridad, reforzamos las acciones encaminadas a mantener la paz y la tranquilidad”, puntualizó.

Destacó que en materia financiera, con el respaldo de “nuestros senadores y diputados federales”, se estableció una estrecha coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para atender los problemas más sensibles.

“Puedo decirles que en todo momento hemos privilegiado el ejercicio político responsable, escuchando y buscando soluciones a favor de quienes se han visto afectados”.

Asimismo, sostuvo que Veracruz es un estado fuerte con tres puertos de altura –Veracruz, Tuxpan y Coatzacoalcos– y una industria petrolera sólida, por lo que la fortaleza de los veracruzanos, subrayó, está en su gente.

Ríos Alvarado tomó las riendas del gobierno el pasado 12 de octubre, cuando Duarte de Ochoa pidió licencia al cargo, supuestamente para atender el medio centenar de denuncias en su contra por peculado, lavado de dinero, desvío de recursos y uso indebido de funciones.

Días después el exgobernador huyó del estado, mientras la PGR liberaba una orden de aprehensión en su contra por diversos delitos.

En el Congreso local, este martes la Mesa Directiva envió a comisiones un documento donde supuestamente Duarte pide “reincorporarse” al cargo de gobernador y que su solicitud de licencia quede sin efecto.

El presunto oficio del exgobernador –cuya autenticidad se verificará en comisiones– refiere que se ha “dañado a su familia” con los señalamientos que se le han hecho y de los cuales desconoce el avance de las diligencias.

“Habiendo definido el curso legal que dará a las imputaciones que se dice pesan en mi contra, las que desconozco si existen o no por ser de sigilo y no poder ser difundida por autoridad alguna (…) he decidido dejar sin efectos la licencia que en su momento solicité”.

En el texto, Javier Duarte –por quien la PGR ha ofrecido una recompensa de 15 millones de pesos– insiste que la escalada de acusaciones en su contra tiene tintes políticos.

“Es evidente que este entramado obedece a intereses que resultan ajenos al derecho, lo que también plantearé en el oportuno momento”, resalta.

Comentarios

Load More