Repudia Solalinde indolencia de obispos ante capos “fervientemente católicos”

BARCELONA (apro).- Al iniciar los trabajos de la Taula per Méxic (Mesa por México), integrada por mexicanos y personalidades preocupados por la crisis de derechos humanos en el país, el padre Alejandro Solalinde criticó a la jerarquía católica por su indolencia con los narcotraficantes que se han declarado “fervientemente católicos”.

Al participar en los trabajos dedicados a las Jornadas Frontera Sur: Diálogos México-Cataluña, con los que dio inició la Taula per Méxic, el sacerdote dedicado a respaldar a los migrantes centroamericanos cuestionó la posición de loa líderes de la Iglesia católica que han tolerado a capos que han perpetrado graves crímenes y se han declarado fervientes católicos.

“Hemos tenido obispos cobardes y omisos”, manifestó Solalinde Guerra en la conferencia “Todos somos migrantes”, que el religioso dictó en el Instituto de Educación Continua de la Universidad Pompeau Fabra de la ciudad de Barcelona.

El padre Solalinde llegó a la Casa América Cataluña para dar una conferencia dentro de las actividades organizadas también por la Taula per Méxic, integrada por mexicanos y catalanes, quienes lanzaron la propuesta de formar una red de organizaciones a nivel internacional que haga visible la situación de emergencia humanitaria y crisis de derechos humanos en México.

Posteriormente, en la presentación de la mesa “El periodismo y los derechos humanos”, en la que participó el reportero de la revista Proceso, José Gil Olmos, el vicealcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, dijo que Cataluña tiene una deuda histórica con México por haber dado refugio a miles de españoles, y que ahora es un deber acompañar al país en esta crisis de derechos humanos.

En el caso de Barcelona, manifestó que es una ciudad que entiende lo que está pasando porque fue objeto de barbarie también, pero también es una ciudad de una gran tradición de resistencia.

El funcionario del ayuntamiento, de padres argentinos, precisó: “Conocíamos México pero no conocíamos lo que ha pasado en México en estos últimos años, en lo que México se ha convertido en estos últimos años, y hablar con las víctimas, hablar con esas madres, con esos padres, con esos hermanos que tenían hijos, hermanos, padres desaparecidos o asesinados, asesinados por causa de la arbitrariedad absoluta, es una cosa que no deja indiferente”.

Luego añadió que decidió apoyar esta iniciativa porque “no se entiende afuera qué es lo que está pasando en México, ya que hay una opacidad deliberada que rodea el caso mexicano, que es el que permite que la barbarie siga produciéndose”.

“Lo repetimos una vez más, pueden contar con el ayuntamiento de Barcelona, mientras de nosotros dependa, no vamos a dejar sola a la gente que la está pasando mal, tienen que saber que estamos a su lado, tienen que saber que también estamos observando, queremos que lo sepan ellos y ellas, y queremos que lo sepan quienes en este momento de manera activa o pasiva están autorizando la barbarie”, dijo.

Por su parte los organizadores de La Taula per Méxic dieron a conocer un programa de ayuda a periodistas mexicanos en situación de riesgo, que consiste en una estancia de tres meses en Barcelona, con la ayuda del ayuntamiento de la ciudad.

Comentarios