Obras de Tamayo y Kahlo, estrellas en subastas en Nueva York

Niña con collar (1929), de Frida Kahlo. Niña con collar (1929), de Frida Kahlo.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Niña con collar (1929), una pintura nunca antes expuesta de Frida Kahlo, y dos obras de Rufino Tamayo –Sandías y naranja (1957) y Sandías (1969)– fueron las estrellas en las subastas de las casas Sotheby’s y Christie’s ayer por la noche en Nueva York.

Las obras de Kahlo y Tamayo catalogadas en la sección de Arte Latinoamericano –que a partir de los 80 ha tenido una demanda entre los coleccionistas privados– fueron las piezas clave y fuertes de ambas casas que mostraron, entre otras, obras de artistas relevantes como Diego Rivera y Fernando Botero.

En el caso de Niña con collar, subastado en Sotheby’s, un óleo de 56.8 centímetros por 46.6 centímetros, considerado de las primeras obras de Kahlo, pues incluso no tiene firma (común en algunas de sus obras, sobre todo al inicio de su trabajo), se trata de un retrato de una chica adolescente con rasgos indígenas que, de acuerdo con la casa subastadora, nunca antes fue expuesta.

Según Axel Stein, presidente de arte latinoamericano de Sotheby’s, el collar de jade verde que se aprecia en el cuadro pertenecía a la pintora, además de que la pieza estuvo colgada durante años en una casa en California, Estados Unidos. Incluso que, a gracias a que la recámara donde se ubicaba tenía poca entrada de luz, la pintura conserva la vivacidad de los colores.

De acuerdo con Shoteby’s, la obra fue un regalo del propio Diego Rivera a personal cercano de Frida Kahlo, luego de que ésta falleciera, y jamás se volvió a saber del mismo hasta ahora. Las referencias históricas sobre el óleo son mínimas, pues la relación de su existencia data de una imagen de registro de la fotógrafa Lola Álvarez Bravo.

Mientras que en el caso de Tamayo, Sotheby’s vendió Sandías y naranja en dos millones 292 mil 500 dólares, un óleo y arena sobre lienzo de 101 x 81 centímetros que formó parte de la colección privada de la estrella de Hollywood Audrey Hepburn.

A su vez Sandías, también de Tamayo pero subastada en Christie’s, un óleo sobre lienzo de 80 x 99.7 centímetros proveniente de la Colección de la Familia Lewin, facturó dos millones 167 mil 500 dólares, luego de una puja telefónica entre dos compradores, que terminó en aplausos ante la apretada negociación.

Otras grandes piezas subastadas por Crhristie’s incluyeron Una familia (1997) de Fernando Botero por un millón 267 mil 500 dólares; “Untitled (Relief No. 325)” del brasileño Sergio Camargo (1970) por un millón y medio de dólares, y Port of New York, del uruguayo Joaquín Torres-García (1923) por 775 mil 500 dólares.

Pelea de gallos (1942) de Mariano Rodríguez (de la colección privada “Cuba Moderna”), portada del catálogo de la subasta, fue adquirido en un millón 87 mil 500 dólares, un récord para el artista en subasta.

Así como Niño Jesús Sánchez de Diego Rivera, una pequeña obra que obtuvo 271 mil 500 dólares, aunque Niña con vestido rosa no alcanzó el mínimo estimado.

Christie’s tendrá un segundo día de subastas la noche de hoy.

Comentarios

Load More