Infructuoso, el megaoperativo para eliminar al “Tequilero” y rescatar a secuestrados en Guerrero (Video)

El fiscal Xavier Olea Peláez frente a los policías ministeriales que recibieron órdenes de ejecutar a "El Tequilero" en el municipio de Ajuchitlán. Foto: Gobierno de Guerrero El fiscal Xavier Olea Peláez frente a los policías ministeriales que recibieron órdenes de ejecutar a "El Tequilero" en el municipio de Ajuchitlán. Foto: Gobierno de Guerrero

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- A cuatro días de que el fiscal Xavier Olea Peláez reveló que el gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó ejecutar a un líder delincuencial y anunció un megaoperativo en la región de la Tierra Caliente para liberar a personas secuestradas, las víctimas siguen desaparecidas y la delincuencia opera con impunidad.

Este fin de semana, decenas de policías federales regresaron a la región de Tierra Caliente después de meses de ausencia pero se mantienen solo en tres de los nueve municipios que conforman esta convulsionada franja colindante con Michoacán y el estado de México donde el narco lo controla todo.

Los federales se desplegaron en las zonas urbanas de Pungarabato, Coyuca de Catalán y Ajuchitlán, mientras en la parte rural de los principales municipios donde las bandas criminales mantienen una brutal confrontación por el control de las zonas de producción y trasiego de heroína, siguen a su suerte.

Precisamente, en la zona rural es donde pobladores decidieron tomar las armas ante el vacío de autoridad como el caso de San Jerónimo el Grande, municipio de Ajuchitlán del progreso y Linda Vista en la parte serrana de San Miguel Totolapan.

Reportes periodísticos indican que los agentes federales se alojaron en diferentes hoteles de Arcelia, Pungarabato y Coyuca de Catalán donde realizan recorridos en la parte urbana de las cabeceras municipales.

Mientras que los 80 policías ministeriales de Guerrero y 50 procedentes del estado de Michoacán que llegaron desde el jueves 24, “para acabar” con Raybel Jacobo de Almonte, el líder de la banda delictiva Los Tequileros, se mantienen en la base de la corporación en el municipio de Coyuca de Catalán.

De acuerdo con el titular de la Fiscalía General del estado, Xavier Olea Peláez, el presunto delincuente es el responsable de una serie de secuestros masivos registrados desde hace cuatro años en el municipio de San Miguel Totolapan y sus alrededores.

Por ello, reveló que la orden que recibió de parte del gobernador Astudillo, “no es detener al Tequilero, sino acabarlo y darle pa´ bajo”, expresó públicamente el funcionario la semana pasada frente a decenas de pobladores de San Jerónimo el Grande donde fueron secuestradas una decena de personas y hasta el momento han sido liberadas solo tres.

Familiares de las víctimas denunciaron que la banda de El Tequilero está pidiendo medio millón por seis de los plagiados y un millón por la séptima víctima.

De acuerdo con reportes oficiales, El Tequilero tiene su bastión en el poblado de La Gavia, municipio de San Miguel Totolapan donde formó su imperio de terror y muerte al amparo del exalcalde y actual diputado local priista, Saúl Beltrán Orozco.

A pesar de que el fiscal anunció mediáticamente un mega operativo en Ajuchitlán y San Miguel Totolapan con el despliegue de uniformados vía aérea y terrestre, hasta el momento no se ha reportado resultado alguno y las victimas, que podrían ser más de siete -advirtió Olea Peláez- siguen desaparecidas.

Aquí el video de las declaraciones de Olea sobre la orden de eliminar a El Tequilero

Comentarios

Load More