Urge Osorio Chong a terminar con el “flagelo de la impunidad”

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Foto: Octavio Gómez El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Foto: Octavio Gómez

MÉRIDA, Yuc. (apro).- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que el “flagelo de la impunidad tiene que terminar ya, porque la ciudadanía no puede esperar, ni la justicia estar sujeta a coyunturas”.

Al inaugurar hoy aquí la segunda etapa del Centro de Justicia Oral de Yucatán, sostuvo que la transformación de fondo del sistema penal es “una prioridad de Estado”, y en ese sentido destacó que de los 21 mil millones de pesos que con ese propósito se han invertido en los últimos ocho años, y nueve de cada diez pesos se erogaron en esta administración federal.

Luego reconoció que “una de las demandas más sentidas de los mexicanos es contar con un sistema de justicia eficaz, es una demanda que exige, por parte de las autoridades, no escatimar en inversión, tiempo, energía y recursos”.

También comentó que durante años “no se le dio a este proceso la importancia que ameritaba, pues basta decir que en 2012 eran apenas tres entidades en las que operaba el nuevo sistema, de manera que cuando inició este gobierno teníamos que actuar y acelerar los esfuerzos”.

“Teníamos que hacer un gran trabajo conjunto, muy de cerca con las entidades federativas, con los poderes de la Unión, gobiernos estatales, congresos locales, barras y colegios de abogados, asociaciones civiles, universidades, entre otros, y muchos de los que están aquí presentes fueron parte de ese proceso”, añadió.

No obstante, aclaró que “no se trata sólo de señalar ni de repartir culpas, sino de identificar áreas de oportunidad para trabajar de manera conjunta y así generar mejores resultados”, expresó el funcionario, quien además atestiguó la firma del acuerdo de adhesión de los tres poderes del estado para la Consolidación del Sistema de Justicia Penal.

Osorio Chong, cuyo desempeño ha sido severamente cuestionado por asuntos como el de Ayotzinapa, insistió en su discurso en que “invertir en la justicia representa invertir en la tranquilidad de la sociedad y en el bienestar de las personas”.

“El trabajo no está concluido, razón por la que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto seguirá acompañando y respaldando a las entidades federativas, porque la justicia es una causa compartida, más allá de ideologías y fronteras geográficas, y los mexicanos merecen disfrutar de un estado de derecho pleno”, apuntó.

Además, reiteró que el gobierno de la República apoyó a todas las entidades para que tuvieran las condiciones de infraestructura, de tecnología y de equipo, y para que los operadores del nuevo sistema de justicia contaran con la capacitación y preparación necesarias.

“Porque el cambio más importante de este nuevo sistema no está sólo en los edificios o en la instalación de cámaras, sino en la concepción misma de la justicia y en su aplicación oportuna, como respetar el debido proceso para que ya no haya culpables absueltos por errores de procedimiento”, dijo.

También destacó que ahora lo importante es “que las investigaciones se realicen con el rigor científico para que la confesión deje de ser la reina de las pruebas”, a la par “que se garanticen los derechos humanos desde la imparcialidad y la presunción de inocencia, hasta la reparación integral del daño a las víctimas”.

El funcionario federal señaló también la necesidad de evaluar los avances “a través de indicadores precisos” para saber cuáles son los retos, las fallas y vulnerabilidades del nuevo sistema.

Enseguida dijo que “ningún estado puede ser rehén de la delincuencia”, y por eso todas las entidades se comprometieron a desarrollar el nuevo sistema de justicia y vigilar que se aplique de manera acertada.

“Y lo digo porque ellos saben que si falla en un estado, está fallando prácticamente en todo el país, porque no puede ser refugio una entidad, en la que esté llevándose mal el proceso, no puede ser refugio de delincuentes, y ellos lo saben”, sentenció.

El titular de Segob reiteró que por ello es necesario seguir invirtiendo en este nuevo modelo de justicia, al que aún le falta mucho para consolidarlo, como tecnología y capacitación, así como de la participación conjunta del gobierno federal y de los estados.

“Si no se logra así, en la coordinación, en la coparticipación, entonces no vamos a lograr consolidar este modelo de justicia”, admitió.

Incluso comentó que en materia de seguridad el gobierno federal sigue trabajando con estrategias diversas acordes con las diferentes regiones.

“Es no haciéndolo desde el centro todo, sino junto con los estados, en las regiones, como vamos a solucionar el tema de la seguridad y, por supuesto, con la responsabilidad que tienen los estados de profesionalizar, de lograr generar instituciones sólidas de seguridad a nivel municipal y estatal”, remató.

 

Comentarios

Load More