Gobernador presume a Campeche como la entidad más segura… pero las ejecuciones no cesan

CAMPECHE, Camp. (apro).- En contrasentido al discurso del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, quien insiste en señalar a Campeche como la entidad más segura del país, continúa la racha de ejecuciones en el sur del estado.

Y es que en menos de 15 días se documentaron en esa zona cinco asesinatos y el aseguramiento de una avioneta que presuntamente se utilizó para introducir droga.

La más reciente ejecución se reportó la tarde de ayer en el municipio de Candelaria, cerca de la frontera con Guatemala, la misma región donde el 26 de noviembre fueron asesinadas tres personas y una más dos días después, en tanto que el 29 se aseguró una avioneta que fue abandonada después de que se atascó en un pantano.

La última víctima de aproximadamente 40 años de edad, cuya identidad no ha sido revelada por las autoridades, fue emboscada por pistoleros en un paraje de la carretera Candelaria-Nuevo Coahuila.

El hombre viajaba en una camioneta blanca marca Toyota modelo Tacoma, con placas YR-08855 de Yucatán. La unidad recibió más de 20 disparos en el frente y los costados, varios de los cuales alcanzaron al conductor.

Cerca del sitio donde ocurrió el incidente, en un paraje del camino Miguel Hidalgo-El Sacrificio, el 26 de noviembre se localizaron los cuerpos de tres personas, una de las cuales no ha sido identificada. Las víctimas estaban en el interior de dos camionetas.

Según la Fiscalía General del estado, fueron asesinadas por un conflicto derivado de una operación de compra-venta de un vehículo en la comunidad El Sacrificio, del lado de Guatemala.

Al día siguiente, en las inmediaciones de la localidad Miguel Hidalgo, se encontró abandonado un auto Nissan Tsuru rojo. Horas después se localizó en el monte, atado a un árbol y con huellas de tortura, el cadáver de su conductor, al parecer taxista.

El 29, el Ejército aseguró una presunta narcoavioneta en cuyo interior se hallaron 25 bidones con turbosina y cinco más vacíos, pero hasta ahora no hay rastro de droga o del cargamento que traía, ni de sus tripulantes.

Por aquellos días se reportaron otros tres asesinatos. En Ciudad del Carmen, un taquero fue ajusticiado cuando llevaba a sus hijos a la escuela. Y esta capital fueron asesinados un jubilado de la Comisión Federal de Electricidad y un maestro, también jubilado. Junto al cadáver de este último fue colocado mensaje de advertencia que decía: “paga tu cuota o el próximo será tu hijo”.

Estos crímenes se suman a los perpetrados en lo que va de la presente administración, entre ellos los asesinatos de dos agentes de la Policía Ministerial Investigadora, además del intento de homicidio de un empresario camaronero que recibió dos impactos de bala en plena cara, en una avenida transitada de esta ciudad.

Destacan también las ejecuciones de cinco personas cuyos cadáveres fueron calcinados en una vagoneta localizada en enero pasado en el municipio de El Carmen, en una brecha cercana a la planta de nitrógeno Cantarell, entre San Antonio Cárdenas y Nuevo Progreso, en los linderos con Tabasco.

Comentarios