Británicos notarán efectos del brexit a partir de 2017, advierten Cámaras de Comercio

Trabajadores afuera de la Bolsa de Londres después de la salida de Reino Unido de la UE. Foto: AP / Matt Dunham Trabajadores afuera de la Bolsa de Londres después de la salida de Reino Unido de la UE. Foto: AP / Matt Dunham

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los efectos del brexit en la economía británica se notará a partir de 2017, en particular en la caída de la libra y el aumento de la inflación, advirtió la asociación de las Cámaras de Comercio Británicas (BCC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la agencia EFE, la organización alertó en un informe que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) pronosticado para este año, de un 2.1 %, contrastará con una ralentización en los ejercicios siguientes.

Si bien la BCC revisó al alza, del 1 al 1.1 %, su pronóstico de crecimiento para el próximo año, lo mantiene muy por debajo del actual, y lo rebajó del 1.8 al 1.4 % en 2018, cuando espera que haya “una menor actividad económica, una erosión del crecimiento de los sueldos y las exportaciones, y un incremento del déficit neto estatal”.

Las previsiones de crecimiento de la BCC son inferiores a las del gobierno.
El ejecutivo prevé un crecimiento del 1.4 % en 2017 y un 1.7 % en 2018.

“La caída de la libra y el aumento de la inflación están empezando a afectar ya a las comunidades empresariales y a los consumidores en todo el Reino Unido“, declaró el director general de la BCC, Adam Marshall.

“Aunque una libra más débil es un incentivo para algunas empresas exportadoras, muchas otras lo verán como algo menos positivo, pues no se benefician de ello”, abundó.

Ante el panorama, la BCC pide en su informe al gobierno que ofrezca “más incentivos para la inversión y las exportaciones en los próximos meses y años” y que cuando empiecen las negociaciones para la salida de la Unión Europea (UE), “ayude a las empresas a superar los riesgos, reales y percibidos, derivados de la incertidumbre política”.

El gobierno, añade, “debería empezar por clarificar lo antes posible el futuro estatus de los trabajadores europeos (en el Reino Unido), para poner fin a la incertidumbre que esto crea tanto a los empleados como a las empresas”.

Comentarios

Load More