Por primera vez en el año, la Fed aumenta su tasa de interés

Janet Yellen, presidenta de la Fed. Foto: AP / Susan Walsh Janet Yellen, presidenta de la Fed. Foto: AP / Susan Walsh

WASHINGTON (apro).- El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en ingles) ordenó un incremento de 0.25% en las tasas de interés de créditos interbancarios, como parte de las medidas para prevenir que la inflación suba en Estados Unidos.

El aumento en las tasas de interés, que podría tener un efecto negativo inmediato en economías en desarrollo como la de México, es el primero que ordena el Comité de Mercado Abierto desde diciembre de 2015.

La modificación en la política monetaria de Estados Unidos coloca los créditos a corto plazo –que los bancos privados ofrecen a los consumidores– en una tasa anualizada de 0.5%, mientras que los préstamos interbancarios a corto plazo –los que hace la Fed a la industria bancaria privada– suben de 0.5% a 0.75%.

De acuerdo con la Fed, el aumento en las tasas de interés en los créditos a corto plazo es una política que planea instrumentar de manera continua en 2017 para detener un posible sobrecalentamiento del desarrollo macroeconómico de Estados Unidos.

“La modificación en los intereses interbancarios se llevó a cabo con base en la condición del mercado laboral y la balanza de la tasa inflacionaria”, destacó el Comité de Mercado Abierto de la Fed en una breve declaración por escrito, luego de hacer el cambio en la política monetaria.

El incremento ordenado provocará un aumento inmediato y colateral en los costos de construcción y compra de casas, en los intereses de las hipotecas y tarjetas de crédito, así como en el valor de los automóviles y de algunos productos de la canasta básica.

Sin embargo, el Comité de Mercado Abierto aseguró que el incremento a las tasas de interés en préstamos a corto plazo evitará que en el futuro inmediato se disparen de manera desproporcionada los intereses de créditos hipotecarios o los que se otorgan para la compra de automóviles y los de las tarjetas de interés, entre otros.
“Es una medida para contener un eventual aumento en la tasa inflación de la economía”, subrayó.

La Fed también anunció una nueva proyección sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.

El Banco Central estadunidense vaticina que el desarrollo anualizado del PIB para 2016 será de 1.9% y de 2.1% para el próximo año.

La tendencia de las modificaciones a la política monetaria estadunidense se pronostica en por lo menos tres ocasiones durante 2017, por lo que los analistas económicos independientes consideran que para diciembre del próximo ano la tasa de interés de préstamos interbancarios a corto plazo será de 1.4%.

El mandato de la Fed se consideró como un mecanismo preventivo para evitar que aumente la tasa inflacionaria de la economía si es que a partir del próximo 20 de enero, cuando Donald Trump rinda protesta como presidente de Estados Unidos, ordena un recorte a los impuestos, sobre todo a las grandes empresas y corporaciones, como lo ha prometido.

En Wall Street, mercado bursátil estadunidense, los analistas financieros consideran que si Trump reduce los impuestos, pero gasta el dinero del gobierno en proyectos de infraestructura, la Fed estaría obligada a instrumentar mayores y más rápidos aumentos a las tasas de interés de préstamos interbancarios para contener un posible incremento en el tamaño de la burbuja inflacionaria.

“En el corto plazo los riesgos de un exabrupto económico aparece fuertemente balanceado… tomando en cuenta que el objetivo en la tasa (anual) inflacionaria es de mantenerla al 2% respecto al desarrollo del PIB”, subrayó el Comité de Mercado Abierto.

Load More